3 de febrero de 2017

Nueva sección de El Roldanense: pequeñas grandes historias de la ciudad Ya debutó en la edición impresa y ahora se suma al portal. Conducida por la sensible pluma de Darío Ávila, propone un recorrido por personajes, anécdotas y paisajes locales.

La última edición impresa de El Roldanense llegó con muchas novedades. Entre ellas, una nueva sección titulada Roldán Puras Historias que ahora se suma al portal web.

Conducida por la sensible pluma del artista Darío Ávila, la propuesta fue pensada para invitar a los lectores en un recorrido por personajes, anécdotas y paisajes locales.

En su estreno, Roldán Puras Historias publicó una emotiva evocación de Miguelito, el ángel de los pantalones cortos. En adelante, a razón de un texto por mes, vendrán más recuerdos de pura cepa roldanense.

El autor, en primera persona

Me presento, soy Darío Ávila, tengo cincuenta y siete años de edad, y aunque fui a nacer a otro lado, este es el sitio que elegí para vivir. Artista por naturaleza (creo está en el ADN), casi licenciado en Bellas Artes, en mis ratos libres trabajo en un banco. Amante de la música y los libros, sumamente inquieto y movedizo, tal vez con demasiadas cosas en la cabeza y escaso tiempo disponible.

Me plantearon escribir sobre la ciudad, una serie de relatos cortos que den cuenta de sus lugares, de su gente. No habrá un orden, tampoco una cronología…, y seguramente la elección del tema tendrá que ver con un interés personal. Aunque es difícil la tarea, me gusta el desafío, sólo espero poder responder a las expectativas. No soy historiador, vengo del mundo del arte y la creación, pero me seduce la historia. Tampoco soy escritor, pero cada tanto suelo cambiar pinceles por bolígrafos y me da por escribir. Roldán, es una hermosa excusa para sentarse a escribir.