3 de Febrero de 2017

Miguelito, el ángel de los pantalones cortos Atorrante, vago y callejero. A veces zorro y mañero, siempre querible. A menudo traidor, no tenía banderas ni camiseta. La calle lo extraña, el pueblo lo extraña.

Por Darío Sergio Ávila

Atorrante, vago y callejero. A veces zorro y mañero, siempre querible. A menudo traidor, no tenía banderas ni camiseta, podía ser de Newell o Central, River o Boca sin ningún tipo de remordimiento. El fin justificaba los medios. En mi casa era cuervo y una vez lo escuché cantar por Ferrocarril Oeste. Ser manguero era su naturaleza, tenía proveedores por todos lados. A todo el mundo tenía abonado. Usaba la psicológica: era su cumpleaños. Aunque creo, tenía más de cincuenta, solía decir que tenía nueve o diez, un adorable mentiroso, era sólo un niño, un niño grande, un ángel en pantalones cortos. La calle lo extraña, el pueblo lo extraña. Extraña su portafolio y sus cuadernos, su paleta y pelotitas de tenis. Extraña su sonrisa. Extraña sus cuestionamientos y razonamientos, sus empaques y pucheros. Extraña verlo cantar feliz por toda la ciudad… La ciudad hace tiempo que ya no canta… Sólo un miserable cromosoma nos diferenciaba, sólo uno…, y eso lo volvió un ser único, especial, diferente…

Miguel Profeta, Miguelito…, un cacho grande de la historia de Roldán…

4 Comentarios en "Miguelito, el ángel de los pantalones cortos"

  1. Hablar de Miguel profetas es hablar de amor, paso un ángel que nos enseñó a ver la vida, tendrá su lugar en el viejo 25 filiaciones al colega diario

  2. hermoso homenaje ..mas que justas cada palabra ,,cada concepto….gracias x traerlo a la memoria de la ciudad…

  3. es verdad era un niño grande !!! un niño amado por todos los que compartimos momentos con el !!! conmovedor tu homenaje Darío !!! bellas tus palabras….

  4. Miguelito si viviera creo que tendría 63 años ya que creo había nacido el 14 de agosto de 1953.

Dejá un comentario

Tu email no será publicado.


*