6 de abril de 2017

Paro nacional contra el gobierno de Macri: el impacto en la ciudad Dependencias públicas, estaciones de servicio y bancos cerraron sus puertas. El comercio, como si nada. Un recorrido por casco urbano y nuevos barrios.

De no ser porque dependencias públicas, estaciones de servicio y bancos cerraron sus puertas, podría afirmarse que el primer paro nacional contra el gobierno de Mauricio Macri tuvo escaso impacto en la ciudad: avanzada la mañana de este jueves, las calles de Roldán lucían con actividad cotidiana.

Esa sensación de bajo acatamiento se dio principalmente en torno al comercio: la inmensa mayoría de los negocios locales abrieron a la comunidad, que circuló por el espacio público con normalidad.

En lo que refiere a los obreros de la construcción en los nuevos barrios, en horas de la mañana se observaban albañiles y jardineros desarrollando tareas, aunque El Roldanense pudo averiguar que también hubo trabajadores que se plegaron al paro y no asistieron a sus puestos.

Un impacto de la medida de fuerza que sí pudo observarse a primera vista tuvo lugar en los corredores viales que atraviesan la ciudad: pocos fueron los camiones que se lanzaron a andar por las rutas 9 y A012, contrastando con el intenso tráfico de las últimas semanas.

También cabe aclarar que escuelas, oficinas municipales, correo, estaciones de servicio y entidades bancarias no abrieron por determinación de los gremios de esos sectores.