5 de Abril de 2017

Una intensa discusión familiar casi termina en tragedia Ocurrió este martes sobre la Ruta A012. Debió intervenir la Policía para evitar que la situación no pase a mayores y corran riesgo vidas.

Foto: SL24

La intensa pelea que un matrimonio tuvo al borde de la Ruta A012 en inmediaciones a la zona industrial pudo haber terminado en tragedia de no ser por el ágil accionar del personal policial que se había hecho presente en el lugar luego de un llamado a la Comisaría.

Según el relato aportado a El Roldanense por agentes que intervinieron en el episodio, la pareja en cuestión estaría atravesando una separación y tras una fuerte discusión la mujer intentó arrojarse bajo un camión.

Todo ocurrió en la tarde de este martes. “El móvil llegó hasta la zona industrial donde se estaba desarrollando una discusión entre una pareja que está atravesando una separación reciente. La mujer estaba en el lugar con los tres hijos menores y el hombre se encontraba junto a su padre. Allí la cosa no llega a mayores y todos juntos se retiran en el vehículo del padre del muchacho”, comentaron a este medio fuentes oficiales.

Ambos integrantes del matrimonio son oriundos de Rosario y, luego de la discusión, el auto en el que se dirigían tomó por la Ruta A012 hacia el sur para dirigirse hasta la Ruta 9 o la Autopista y retomar el camino de regreso a esa ciudad. Sin embargo, a los pocos metros de haber arrancado, el auto frenó en la banquina y el móvil policial que los seguía detrás acompañó ese movimiento.

“El hombre que manejaba empezó a hacer señas con las manos y detuvo el coche. Se bajó corriendo y le dijo al personal policial que la mujer amenazaba con tirarse del vehículo en movimiento. Cuando los agentes se aproximan, notan que la mujer estaba en estado de crisis nerviosa, se baja del auto y se quiere lanzar a la ruta mientras gritaba que se iba a matar tirándose abajo de un camión”, continúa el relato policial.

En ese momento la mujer debió ser contenida por todos los presentes y trasladada a la Comisaría Sexta para evitar que ponga en riesgo su vida. Una vez en la dependencia, se realiza una consulta con Fiscalía, desde donde ordenen que la mujer sea derivada ante personal y un médico a los fines de que se evalúe su estado de salud y emocional.

“Fue llevada al psicólogo de la URXVII y la psicóloga dictaminó que no era necesario una internación sino que la mujer estaba pasando por una situación emocional difícil y se aconsejaba un tratamiento”, finalizó el parte policial.

Una vez que la mujer se repuso, todos los involucrados en el hecho se retiraron de la Comisaría, en tanto que los chicos permanecieron en custodia de su papá.