19 de abril de 2018

Olvidó una mochila con equipos valuados en $30 mil y la recuperó intacta Fotógrafo rosarino fue invitado a un cumple en el CCUP y en un descuido creyó haber perdido sus herramientas de trabajo. Busca al buen samaritano.

Nicolás es fotógrafo y el último sábado estuvo en la ciudad participando de un cumpleaños en el Centro Cosmopolita Unión y Progreso (CCUP). Hasta allí había llevado todos sus equipos de trabajo valuados en unos $30 mil, esos que logró comprar con mucho esfuerzo y con los cuales desarrolla su actividad. En un descuido estuvo a punto de perderlo todo, pero un desconocido encontró el material, que pudo ser recuperado por su dueño.

Conmovido por la acción de este ciudadano o ciudadana de bien, Nicolás se contactó con El Roldanense para contar su historia e intentar dar con el samaritano anónimo que, como el mismo describe, le “devolvió el alma al cuerpo”.

“Fuimos a festejar un cumpleaños en donde además de ser invitado fui el fotógrafo del evento. Al terminar, me dirigí a mi auto, donde previo a abrirlo con la llave, dejé en un acto de inconsciencia, en el costado (del lado de la calle, sobre Bv. Pellegrini) mi mochila con el equipo y accesorios tales como cámara, flash, objetivos, que son mis herramientas de trabajo”, relató el fotógrafo.

“Tomé rumbo hacia Rosario y casi llegando al centro de la ciudad me di cuenta que no tenía la mochila. Me comuniqué con la familia del cumpleaños y fueron a buscarla”, continuó en diálogo con este medio.

Ahí recibió la “gran noticia” de que la mochila estaba en el club. Un desconocido la había encontrado, la llevó adentro y la dejó en el buffet. “La misma estaba totalmente completa, pareciera que ni siquiera fue abierta, pese al gran peso que tenía. Además, contenía gran valor y ese momento iba a cambiar mi economía, cancelar trabajos ya señados y un gran tiempo para recomponer todo otra vez”, señaló Nicolás.

Además, el fotógrafo dejó un mensaje a su salvador desconocido: “Aún puedo decir desde esta mala pero reconfortable experiencia que hay todavía personas como esta, que eligió hacer lo que creyó que era correcto y a quien le agradezco enormemente ya que devolvió mi alma a mi cuerpo. Me encantaría saber de quién se trata y poder agradecerle”.