15 de diciembre de 2016

Ediles defienden la ordenanza de fumigaciones: “Es proteccionista de la vida” Los concejales que componen el legislativo local hicieron público un acuerdo interbloque. De todas formas, no se niegan a que la normativa pueda ser modificada.

Después del duro comunicado de la Unión de Vecinales con dardos dirigidos a los concejales por la de fumigaciones en campos linderos a los barrios, desde el Cuerpo Legislativo salieron a defenderse, dieron su posición e hicieron público un acuerdo interbloque sobre este tema, en el que los seis concejales aunaron criterios.

En ese sentido, la presidenta del Concejo, Jorgelina Alfonso (FPCyS), sostuvo en diálogo con El Roldanense que “el Concejo hace bastante está  trabajando con este tema, se ha reunido con ingenieros agrónomos y juntos hemos presentado y aprobado dos proyectos de interbloque”. Dichos proyectos, firmados por los seis concejales, están dirigidos uno al Municipio, al cual se le pide un informe sobre la aplicación de los protocolos establecidos en la ordenanza 738/12, y otro a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales y a la Comisión de Protección Vegetal de la provincia de Santa Fe, solicitando que “se expidan para ver si hay concordancia o hay algún error entre la ley provincial de fitosanitarios y la ordenanza 738/12. Esto hace alusión a un reclamo de los vecinos, que sostienen la inconstitucionalidad de la ordenanza municipal por contadecir a la ley provincial.
Por su parte, la concejal oficialista Susana Abo Hamed, se mantuvo en la línea de unidad con Alfonso y los demás concejales y defendió la ordenanza 738/12, de la cual es autora. “Me llevó más de dos años porque tuvo que ver con un estudio muy profundo, me hice asesorar con las personas idóneas en el tema, con el INTA, con la Facultad de Ingeniería, con autoridades provinciales, con la jefa de bromatología y el secretario de producción de Roldán”, sostuvo la edil.
En consecuencia de esto, Abo Hamed argumentó: “Buscamos una distancia, que fue 100 metros, y extremamos las precauciones de todo lo demás que son tanto o más importantes que el tema de la distancia. Podés tener mil metros de distancia pero si no tenés en cuenta el viento, el tamaño de la gota, el tipo de producto, el tema de la presencia de un profesional en el lugar, no sirve. Cubrimos todos los aspectos que puedan garantizar que esta aplicación sea lo más segura posible. Los vecinos están focalizados en una cuestión de distancia y nosotros creemos que la discusión va más allá y que nuestra ordenanza es proteccionista de la vida”.
Sin embargo, la edil no cerró la puerta a una futura modificación: “No nos enarbolamos como idóneos en ningún tema, nos hacemos asesorar, nos llevó dos años redactar esta ordenanza, yo estoy muy orgullosa, la hicimos a conciencia, fue un trabajo arduo pero fecundo. Esto no significa que no pueda ser mejorada, no nos negamos a eso. Cuestionamos la manera en la que se hicieron los planteos, la información parcial que se está dando. Se insiste con los metros y no tiene que ver con una cuestión de distancia, es algo mucho más complejo”, dijo Abo Hamed, quien cerró comentando que “este tema estaba en tratamiento, fue ingresado y lo estábamos tratando entre todos los concejales. Es una falacia que no lo estábamos tratando. Que no hayamos legislado con la pretensión que ellos traían es otra cosa, no lo hicimos de esa forma porque consideramos que había que tener en cuenta otras variables, no solo la distancia”.