12 de diciembre de 2016

Fumigaciones: vecinalistas advierten que llevarán el tema a la Justicia “No nos detendremos hasta saber que nuestras familias están a salvo de los agrotóxicos”, avisaron en un comunicado tras participar de la última sesión del Concejo.

Representantes de la Unión de Vecinales de Roldán llevaron a la última sesión del Concejo la problemática de las fumigaciones. Un nutrido grupo de esa agrupación se llegó hasta el recinto para reclamar respuestas ante una problemática que, según advierten, vulnera el derecho a la salud de los habitantes de zonas urbanas próximos a explotaciones rurales.

El reclamo llevado al Concejo tiene su foco en el uso de agrotóxicos de manera “irresponsable”, la falta de control que vislumbran desde el Ejecutivo y un planteo de “inconstitucionalidad de una ordenanza que contradice a la Ley provincial”, según expresan.

Durante los últimos dos años los vecinalistas realizaron distintas gestiones y denuncias al visualizar un “conflicto de intereses entre el rédito económico y la salud”. Pero, según indican, esas herramientas no llegaron a buen puerto.

En octubre pasado la Unión de Vecinales solicitó una reunión con la Comisión de Medio Ambiente del Concejo para abordar la resolución del conflicto, pero la solicitud no tuvo la respuesta pretendida. Esto hizo que los vecinos se movilizaran hacia la última sesión del cuerpo legislativo. El motivo principal, según remarcaron en un comunicado, fue ofrecer la última oportunidad de diálogo antes de acudir a instancias judiciales.

“La respuesta de los ediles fue inconsistente, vaga, atemporánea, con una clara y unánime intencionalidad de dilatar para no expedirse sobre el conflicto”, se consideró en el citado documento.

“Hoy cada vez más localidades de Santa Fe han modificado sus ordenanzas ante el evidente daño que causan los agrotóxicos. En la sesión, los seis ediles de Roldán, con una postura unánimemente excepcional, se negaron a aceptar la veracidad de estos cientos de estudios y a tomar medidas para proteger la vida ante el inminente peligro”, continúa el texto.

“Nos preguntamos: ¿Qué es más importante ¿El rinde de una hectárea o la muerte por envenenamiento? ¿Qué debe ponerse a resguardo? ¿La vida o la producción agrícola? Estos son los interrogantes que dejamos al cuerpo ejecutivo legislativo de la ciudad de Roldán. A los vecinos les informamos que nuestra lucha por la vida no ha cesado y que no nos detendremos hasta saber que nuestras familias están a salvo de los agrotóxicos”, finalizaron los vecinalistas.