16 de noviembre de 2016

Hartos de las fumigaciones, vecinalistas planean una marcha por la A012 Hace más de un mes solicitaron reunión con la Comisión de Medio Ambiente del Concejo pero aun no tuvieron respuesta. “Queremos soluciones concretas”, avisan.

Con una mezcla de preocupación y hartazgo, representantes de la Unión de Vecinales de Roldán piden ser escuchados y obtener “respuestas concretas” en relación uno de los problemas sobre los que más intensamente viene trabajando: las fumigaciones en los campos linderos a las nuevas urbanizaciones. En esa línea, requieren que la normativa local amplíe a 500 metros la franja de prohibición para aplicar productos fitosanitarios.

“Hace un mes visitamos el Concejo y nos reunimos con cuatro ediles, dos de cada fuerza política. Allí les planteamos la situación y pedimos una reunión con la Comisión de Medio Ambiente. A 30 días de eso, aún no tuvimos ninguna novedad. Nosotros necesitamos respuestas concretas de parte de las autoridades”, comentaron en diálogo con El Roldanense dirigentes involucrados en la cruzada.

En ese sentido, si continúa sin una solución, la Unión de Vecinales tiene en carpeta la realización de una manifestación a la cual denominará Marcha por la Vida. La realización de la misma implicará el corte de la Ruta A012 desde el barrio Tierra de Sueños 2 hasta el final de Las Tardes durante el lapso en el que transcurra la jornada de protesta.

“Nos gustaría no llegar a ese extremo sino sentarnos a trabajar. Esto no es un eje de productores contra vecinos sino que estamos pidiendo que se cumplan las leyes provinciales y las locales, y que estas últimas se adapten a la nueva realidad de la ciudad”, ampliaron voceros de la entidad.

Normativas

Sancionada en 2012, la Ley Provincial Nº 11.273 establece en su artículo 34: “Prohíbese la aplicación terrestre de productos fitosanitarios de clase toxicológica A y B dentro del radio de 500 metros de las plantas urbanas. La aplicación por este medio de productos de clase toxicológica C y D se podrá realizar dentro del radio de los 500 metros”.

Por su lado, la ordenanza que rige en Roldán desde ese mismo año rechaza la aplicación terrestre de “productos fitosanitarios en todas su variantes toxicológicas” en una distancia menor a cien metros de cualquier zona urbana, en tanto que prohibe “el uso de productos fitosanitarios tóxicos y muy tóxicos (A y B) en todo el distrito de Roldán, según lo establecido por Senasa u Organismo que en el futuro pudiere reemplazarlo”.

En ese sentido, las legislaciones provincial y local no asoman en principio como contradictorias. Cabe destacar que existen precedentes judiciales en Santa Fe que sí elevan los estándares de rigidez, argumentos sobre los cuales se apoya la Unión de Vecinales.