14 de junio de 2018

Movida por la inseguridad: vecinos y autoridades se reunirán con Pullaro Pese al frío, unos cien vecinos se manifestaron en Plaza San Martín. Hubo catarsis por los hechos delictivos que se vienen registrando en la ciudad, pero también se llevaron una fecha de encuentro con el ministro.

Foto: Cristian Moriñigo

Tal como estaba previsto, este miércoles y pese al intenso frío tuvo lugar una convocatoria de vecinos para manifestar malestar por los últimos hechos de inseguridad en el casco urbano de la ciudad. Unas cien personas –entre ellas funcionarios y concejales– se hicieron presentes en Plaza San Martín pasadas las 20.30 y se llevaron la promesa de un encuentro con el ministro de Seguridad provincial Maximilano Pullaro.

Si bien la reunión sirvió para hacer catarsis frente a la ola delictiva también fue “un puntapié inicial para empezar a hacer algo”, tal como evaluó uno de los asistentes al encuentro en diálogo con El Roldanense.

El intendente José María Pedretti, los ediles Daniel Escalante, Roberto Amsler y Mariano Mateo, así como el comisario Alberto Fleitas, los jefes del Comando y funcionarios municipales fueron las autoridades que se llegaron hasta la reunión.

“Ayer cuando me avisaron de la convocatoria, yo me adelanté y hablé con Pullaro para pedirle una reunión, porque estas cosas son importantes si tienen una acción, sino hacemos catarsis y no se resuelve nada”, dijo a este medio Pedretti una vez finalizada la manifestación.

“Le dije al ministro que iba a proponer que él nos reciba y que iba a ir con cuatro o cinco vecinos para plantearle lo que estamos viviendo los roldanenses por la acción de cuatro menores y uno más que ahora ya es mayor. También hablé con el fiscal adjunto Gustavo Franco para pedirle una reunión”, sumó el mandatoario. En principio la reunión con Pullaro será este viernes en Rosario y de la misma participarán también concejales.

“Tenemos que hablar de esto entre todos para ver cómo le podemos buscar una salida y ver qué podemos aportar. Los vecinos aportaron cámaras, imágenes, datos, lugares, aguantaderos y la indignación es que los pibes pasan a las tres horas de que los liberan riéndose por el lugar donde cometieron el delito”, cerró Pedretti.

Foto: Cristian Moriñigo