16 de mayo de 2016

Anuncian obras que ayudarían a evitar inundaciones en la ciudad El Instituto Nacional del Agua (INA) presentó un informe sobre regulación de la cuenca del Ludueña y firmó un convenio con el Ministerio de Infraestructura de Santa Fe. Roldán, beneficiada.

El ministro de Infraestructura y Transporte de Santa Fe, José Garibay, encabezó la presentación del informe Estudio de alternativas de medidas de regulación en las cuencas media y alta de los arroyos Ludueña y San Lorenzo, realizado por el Instituto Nacional del Agua (INA), al tiempo que firmó un convenio que tiene como propósito evaluar y encontrar alternativas a la situación hidráulica en una amplia zona que incluye a Roldán.

“El INA presentó a los municipios de la región y al Comité del Arroyo Ludueña las observaciones y propuestas de obras para garantizar en todas nuestras ciudades un nivel de protección contra inundaciones adecuado a estas circunstancias”, precisó el funcionario provincial.

Consultado sobre la metodología de trabajo, el ministro describió que “la propuesta es trabajar sobre obras de regulación, como lo es la presa del Ludueña, que retenga el curso de agua y que, luego del fenómeno climático, se escurra de forma más regulada”.

La cuenca del Arroyo Ludueña tiene un área de aporte de 800 kilómetros cuadrados e incluye, además de Roldán, a los distritos de Rosario, Pérez, Funes, Ibarlucea, Zavalla, Ricardone, Pujato, Soldini, Fray Luis Beltrán, Capitán Bermúdez, Granadero Baigorria, Coronel Arnold, Luis Palacios y San Lorenzo.

El informe presentado por el INA, junto a técnicos del Ministerio, propone el diseño de reservorios como medida de regulación de crecidas en la cuenca del Arroyo Ludueña sobre los canales Ibarlucea, Salvat y el Canal de La Legua. Según los estudios realizados, los controles de cierre producirían la reducción de caudales de agua.

Por otra parte, el convenio establecido entre el Ministerio de Infraestructura y el INA tiene como objetivo identificar medidas estructurales para reducir los excesos superficiales que escurren hacia la presa de amortiguación del Ludueña y hacia los sistemas de desagüe de los arroyos, así como reducir los anegamientos en las áreas urbanizadas al oeste y norte de Rosario, como ser en Roldán y Funes.

“Esta es una propuesta que llevamos en 2012 a una reunión del comité de cuenta del Ludueña. Celebro con alegría este avance, es la luz verde que todos esperamos ver para empezar a terminar con este flajelo de la inundación”, comentó el intendente de Roldán, José María Pedretti en diálogo con Canal 4.

“Las dos cosas que nosotros propusimos como el alteo del Camino de la Legua que se está construyendo, más este reservorio, van a permitir tener un control del agua que ingresa. Los números están muy claros: la velocidad de escurrimiento por metro cuadrado baja en algunos canales hasta el 50 por ciento, es muy importante. A la represa del Ludueña le permitiría bajar 70 centímetros de su capacidad máxima”, agregó Pedretti y completó: “Roldán se pone al servicio de este proyecto”.