29 de junio de 2016

Pasión por correr: maratonista aficionado local completó los 42K de Rosario Desde hace tres años entrena solo y bajo modalidad autodidacta. “Empecé running para bajar de peso y ahora bajo de peso para hacer running”, asegura.

Oscar Garino encara con total intensidad cualquier actividad u objetivo que se propone, pero asegura que el running lo atrapó “demasiado”. Las pruebas de esa actitud saltan a la vista: empezó a correr hace apenas tres años con el propósito de bajar unos kilos y el pasado fin de semana logró por segunda vez una meta que impresiona: completó los 42 kilómetros de la Maratón Internacional de la Bandera.

La competencia que cada año se desarrolla en la vecina ciudad de Rosario tuvo una versión 2016 especialmente complicada por las pésimas condiciones climáticas que reinaron el domingo. Pero ello no fue impedimento para que Oscar, de 38 años, terminara el trayecto después de 4 horas y 19 minutos sin frenar ni sufrir trastornos físicos.

La marca obtenida por Garino supera la alcanzada en 2015, cuando terminó la carrera con un tiempo de 4 horas y 40 minutos. Pero la mejora no sólo se dio en el reloj, sino también en el aspecto cualitativo. “Me propuse bajar el tiempo si era posible, pero sobre todo terminar bien, porque en la edición pasada tuve que parar varias veces, por momentos caminar y después estuve parado por alrededor de un mes”, señaló en diálogo con El Roldanense.

Completar una maratón de 42 kilómetros no es para cualquiera. Demanda una entrega física y una fortaleza mental de altísimo grado. Es por ello que alcanzar la meta suele generar intensas emociones en los competidores que se animan al desafío. “Es muy movilizante: en 2015 directamente llegué llorando y esta vez con un nudo en la garganta. Es que se te viene a la cabeza todo el esfuerzo que hiciste para cumplir tu objetivo, todos los entrenamientos a cualquier hora con lluvia, frío o calor”, explicó Oscar.

Administrador de empresas agroindustriales y con domicilio en barrio Las Acequias, Garino no duda en definirse como un maratonista “amateur” que entrena y aprende solo desde que conoció su nueva pasión. “Empecé running para bajar de peso y ahora bajo de peso para hacer running”, recuerda entre risas. Y asegura que el objetivo que se plantea pasa por “correr las mismas dos o tres carreras todos los años para seguir mejorando”.

Otro logro para Martín Siegel

Otro vecino roldanense que se animó a los 42 kilómetros de Rosario fue el atelta Martín Siegel, con vasta trayectoria en competiciones de alta exigencia. El experimentado corredor local terminó con tiempo de 4 horas y 14 minutos en la Categoría 50/54 años.