5 de julio de 2017

Por falta de fondos, chicos de la Escuela Especial podrían quedarse sin natación Es una actividad que vienen realizando desde hace cuatro años y sin aportes oficiales. Es fundamental para su desarrollo motriz y emocional. Piden colaboración de la comunidad.

Unos 20 chicos que asisten a la Escuela Especial Bernstadt de Roldán podrían quedarse sin sus necesarias y valiosas clases de natación. Se trata de una actividad extracurricular que realizan una vez por semana en los andariveles de la Sociedad Sportiva donde funciona Nadando, que le alquila el espacio a la institución. Sin embargo, desde la institución educativa no pueden costear los $5200 mensuales que cuesta y para eso están pidiendo la colaboración de los roldanenses.

Hace cuatro años que los chicos asisten a esas clases, las cuales representan una gran ventaja tanto para su desarrollo motriz como emocional. Si bien el primer año llegaron fondos del Ministerio de Educación, los años siguientes debieron ser sostenidos sólo con el aporte de la cooperadora. Sin embargo, son muchos los gastos mensuales que se solventan con esos fondos y a veces ni los eventos especiales realizados para juntar dinero alcanzan.

“Los costos se incrementaron y no tenemos asociados que mensualmente paguen una cuota societaria, y todo aquello que no logramos cubrir con los subsidios que recibimos del Ministerio lo tenemos que hacer con dinero de cooperadora”, explicó a El Roldanense la directora de la Especial, María Laura Sisterna.

El año pasado este medio realizó una nota contando una problemática similar. Y luego de hacerse público el pedido, el concejal Daniel Escalante se hizo cargo de la cuota para todo el ciclo, una actitud que la directora quiso destacar. Este año la escuela abonó sólo marzo y desde ese mes adeudan a Nadando la cuota.

“Ellos nos están bancando, la idea no es interrumpir pero sí apelar a la solidaridad de la población para que pueda ayudarnos en esta actividad que para nuestros alumnos es muy importante y que de manera particular no podrían hacerlo”, destacó Sisterna.

La importancia de la natación para los chicos

El contacto con el agua y realizar ejercicios en ese medio, ha aportado grandes avances a los chicos. “Tenemos niños con un compromiso motriz importante, en silla de ruedas, a quienes estar en la pileta les permite realizar movimientos que de otra manera no podrían hacerlos. No sólo en lo motriz es importante, hay alumnos que cuando ingresaron por primera vez a la pileta le tenían terror al agua y terminaron el año flotando en la parte profunda y se desplazan normalmente. El agua les da una seguridad que otra actividad no se las proporciona. No es una actividad importante sólo para el beneficio motriz sino en cuanto a su autoestima, poder ver que ellos son capaces de realizar una actividad que hasta el momento resultaba desconocida”, explicó Sisterna.

“No es solo la pileta sino son los hábitos que se logran generar: alumnos de primer ciclo están trabajando la autonomía, como descambiarse, bañarse, volver a cambiarse solos y no depender de un padre o adulto que lo esté haciendo. Muchas cuestiones se trabajan a partir de este proyecto”, sumó la directiva.