23 de febrero de 2018

“No nos molesta el criadero, pero sí la basura y que haya agarrado lotes que no son suyos” Vecinos del corral de vacas y cerdos que fue desmantelado por fuerzas de seguridad se expresaron y explicaron su posición al respecto.

alto residencial roldan criadero

Un total de 15 familias que viven –algunos de manera permanente y otros sólo fines de semana– en Alto Residencial aseguran que el funcionamiento del criadero desmantelado en el barrio no les genera mayor preocupación: “No nos molesta, pero queremos que devuelva los lotes que no son suyos y que el lugar lo mantenga en condiciones porque tenemos que cerrar las ventanas de nuestras casas por el olor nauseabundo”, explicó a El Roldanense Romina Dalesandro, habitante del barrio.

Desde mediados del año pasado los vecinos están agrupados y han venido manteniendo reuniones con el municipio y el Tribunal de Faltas por esta situación. Esta semana se realizó un allanamiento con decomiso de algunos animales aunque no se procedió a la clausura a la espera de que el dueño del criadero presente otra alternativa.

“Sigue ahí, no lo desalojaron. Los alambres de los terrenos que él agarró están puestos. En las reuniones las autoridades nos dijeron que iban a limpiar los terrenos para que podamos usarlos. Hay vecinos que tienen su escritura pero no pueden construir porque está el criadero”, sumó la mujer y aclaró que si bien la limpieza se hizo e incluso se abrió una calle, a las pocas horas, el titular del criadero la volvió a alambrar.

Dalesandro dijo que en la zona se sienten inseguros “por todo esto que se armó”. Asimismo, recordó que “en enero le dijimos al Juez que no nos molesta Omar ni su hijo, que se queden con los animales, pero que no agarre terrenos de los demás ni traiga basura ni chatarra porque no se puede estar del olor que hay”.

“El criadero ocupó dos manzanas. Esos terrenos tienen dueño. Es gente con escritura y quiere construirse su casa”, destacó la vecina y reiteró: “No tenemos nada en contra de esta persona pero que devuelva lo que no le corresponda a él y que se quede en los otros terreno pero que lo mantenga como corresponde”.

Seguridad y más

Dalesandro aprovechó para poner sobre la mesa algunas necesidades que tienen actualmente como barrio: “No tenemos luminarias en las calles ni cartelería y esto genera mucha inseguridad. La semana pasada entraron a una casa y se robaron todo”.