25 de agosto de 2017

Los detalles del millonario juicio que el Municipio le inició a Aldic El 10 de diciembre de 2013 debían estar las obras concluidas. El plazo se extendió un año más. El diálogo siguió pero este año se cortó.

Foto: Rosario Inmuebles

La demanda que el viernes 18 de agosto la Municipalidad radicó en el Juzgado en lo Civil y Comercial de la 11ª Nominación, a cargo de la doctora Delia Giles contra la empresa desarrolladora Aldic es por incumplimiento de contrato, daños y perjuicios y una medida cautelar. Contiene más de 100 fojas y solicita un embargo preventivo de $60 M por obras adeudadas a lo que debe sumarse las costas, el daño moral y otros conceptos que elevan en varios millones ese monto.

El recorrido hasta llegar a la Justicia fue extenso e incluyó reuniones, debates con vecinos, acaloradas sesiones en el Concejo, y un diálogo entre municipio y desarrollador que a comienzos de este año se cortó por completo.
“Ellos venían avanzando bien con las obras hasta que piden una ampliación del barrio. Ahí nos solicitan que firmemos los planos para por enviarlos a Catastro y que se pueda escriturar. Yo no tengo esa facultad, de modo que se envió al Concejo. Se autorizó y se firmó una Addenda que agrega condiciones como la construcción de la escuela y un acceso directo por A012. Se firma una caución por $5 M y se pone fecha de diciembre de 2013 para que se terminan las obras”, relató el intendente Pedretti.

“Los trabajos no se terminan en fecha, entonces se resuelve otorgarles un año más, es decir, hasta diciembre de 2014. Tampoco se finalizaron, y ahí comienza un ida y vuelta entre vecinal, vecinos, Concejo, Municipalidad, y empresa que lleva todo 2015 y parte de 2016 cuando ya empezamos a ver que las obras avanzaban muy lentamente”, siguió el mandatario.

En diciembre de 2016 el municipio decide contratar a un estudio jurídico para que empiece a trabajar lo que finalmente ahora se materializó en un juicio. “Previo a esto hubo 25 reuniones con los directivos de Aldic, siempre hay que privilegiar el diálogo, pero nunca nos pudimos poner de acuerdo. Ya sin diálogo, en marzo les enviamos un reclamo que fue contestado con infantilismo en mayo, y ahí comenzamos a armar la demanda”, amplió Pedretti.

Ahora la pelota empezará a rodar en la cancha de la Justicia, con los tiempos que se imponen desde Tribunales, los cuales muchas veces suelen estar a contramano de las necesidades. Vale aclarar que esto es un reclamo que tanto desde la vecinal y como desde otras agrupaciones de vecinos se venía haciendo desde hace varios años, anticipándose a lo que finalmente terminó ocurriendo: una retirada de la empresa del lugar.

Entre las obras pendientes más importantes, desde el Municipio enumeran: el servicio de Gas Natural en el sector B, la conexión pavimentada entre Tierra de Sueños 2 y 3, el ripiado/ mejorado de calles y el arbolado.