16 de noviembre de 2015

Buscan regular la actividad de los remises, unificar tarifas y condiciones La actual ordenanza data de 2002 y quedó desactualizada ante el crecimiento de la ciudad. Los móviles deberán contar con reloj para calcular el costo del viaje.

Los ediles Sandra Jacuzzi y Diego Pilón (FPV) presentaron un proyecto de ordenanza con la que buscan regular el servicio de remises en la ciudad. La normativa actual data de 2002 y quedó desactualizada de cara al crecimiento que tuvo Roldán, y también en cuanto al precio de la concesión de la chapa y el incremento de tarifas, ítems que están contemplados en la nueva reglamentación que se impulsa.

En rigor, en 2011 se había presentado una iniciativa de similares características que por falta de tratamiento perdió estado parlamentario. “Por eso lo volvimos a presentar, porque considero que es fundamental que esta actividad de regule”, comentó Jacuzzi en diálogo con El Roldanense y se esperanzó con que el Concejo lo apruebe antes del recambio de miembros que se dará en diciembre.

El proyecto que ya se debate en Comisión pone como límite la habilitación de 50 chapas en la ciudad, las cuales serán concesionadas por un plazo de cinco años con posibilidad de renovarse por otros cinco más. Una persona física podrá tener hasta tres licencias y en caso de que se trate de una persona jurídica el límite es de diez. Asimismo, el titular de una concesión podrá transferirla cumpliendo con ciertas disposiciones para ese fin.

El costo de la concesión de remises será fijado en el equivalente en pesos al costo de 500 litros de nafta súper, que podrá ser abonado en cinco cuotas mensuales y consecutivas. Hoy ese monto rondaría los $7000.

Los vehículos afectados al servicio deberán tener instalado un reloj tarifador con ticket, identificado, registrado y controlado de acuerdo a las disposiciones que determine y reglamente el órgano de aplicación, sin cuyo requisito no podrán circular. El precio del servicio comenzaría a partir del momento que el usuario sube al automóvil y anuncia su destino. El reloj iniciará con la tarifa de viaje mínimo y la ficha se modificara cada 100 metros. La espera será cobrada según el cuadro tarifario autorizado por el Órgano de Aplicación Municipal.

“Siendo un servicio diferencial, la tarifa quedara supeditada por un acuerdo entre concesionarios y la Municipalidad de Roldán, supervisado por el Órgano de Aplicación, dependiente de dicha institución”, establece la normativa en estudio.

“Los remiseros, a los efectos de obtener sus clientes, podrán circular recorriendo la ciudad, estacionando en paradas que el órgano de aplicación establezca. No se otorgará a ningún concesionario el uso exclusivo de las paradas citadas”, agrega el proyecto de ordenanza. Y puntualiza: “El servicio se podrá prestar mediante el procedimiento de radio llamadas para lo que previamente a la puesta en funcionamiento del sistema, los concesionarios deberán presentar ante el órgano de aplicación la correspondiente autorización extendida por la autoridad nacional competente”.

En lo que respecta a las agencias, las mismas deberán contar con teléfono, sala de espera con comodidad suficiente para cuatro personas y baño, buen aspecto edilicio y condiciones de seguridad según lo exige la Ley. Además, para funcionar como tales deberán tener a su cargo una cantidad no menor a tres vehículos habilitados.