5 de Mayo de 2017

El oficialismo responde: “No tenemos garantías de respeto de las mayorías” Tras la conferencia de prensa opositora, desde la otra vereda salieron al cruce. Duras críticas para Escalante y foco sobre Alfonso: “Ella tiene la llave” para una solución.

Horas después de la conferencia de prensa brindada por el bloque del Frente Progresista para expresar su postura en relación a un conflicto que mantiene al Concejo sin sesión desde hace semanas, ediles del oficialismo salieron a responder bajo la misma modalidad: en diálogo con los medios, hicieron pública su postura. En ese marco, se refirieron con duras críticas al opositor Daniel Escalante y pidieron que la presidenta del cuerpo, Jorgelina Alfonso, destrabe la situación.

En primer término, fue Diego Pilón quien hizo uso de la palabra con un breve repaso del proceso legislativo y administrativo que derivó en el encontronazo, suscitado en torno a una intención del Municipio de modificar la ordenanza de ajuste automático de la TSP y actualizar el monto de compras menores.

El concejal oficialista sostuvo que “tras el rechazo” de esas iniciativas por parte del cuerpo “se le comunicó al Ejecutivo”, que a su vez procedió con un veto. La discordia, apuntó, surge cuando a la hora de tratar el veto Jorgelina Alfonso hace uso de voto doble “violando el reglamento interno; para hacer caer un veto se necesita mayoría especial”.

A continuación, Pilón concluyó: “No tenemos las garantías de que se respeten las mayorías”. Y señaló que ese es el motivo por el cual su bloque decidió no dar quórum hasta tanto se resuelva el conflicto, lo cual desde su punto de vista debería correr por cuenta de la presidenta del cuerpo “que sigue en su postura de no reconocer que se equivocó por estar mal asesorada o influenciada”.

Por su parte, la concejala Susana Abo Hamed apuntó contra el dictamen de la Secretaría de Municipios y Comunas hecho público en la tarde de este viernes por la oposición, documento que respalda la posición del Frente Progresista y sobre el cual aclaró “que no es vinculante” sino más bien “una opinión”.

La edila del oficialismo dijo que la conferencia de prensa convocada por el FPCyS fue “un circo electoral” e hizo foco sobre las implicancias institucionales que conlleva el hecho de que la solicitud de dictamen “no salió como cuerpo y se pidió con información parcial brindada por la presidencia”.

Además, Abo Hamed recordó ocasiones anteriores en que la oposición “pidió dictámenes, pero como no les fueron favorables los descartaron; pareciera que sólo son válidos cuando les conviene”. Y repudió que el secretario provincial de Municipios y Comunas, Carlos Torres, quien acompañó a los concejales del Frente Progresista en su presentación, sea “un dirigente radical muy identificado” con ese espacio político.

Abo Hamed no dudó en adjudicar al concejal Daniel Escalante “responsabilidad específica” en relación al conflicto: “En 26 años nunca había pasado algo así; estas cosas empezaron a ocurrir desde que él es concejal”. En tanto, deslizó que la influencia del referente opositor local perjudica a Jorgelina Alfonso, por quien dijo tener “el mayor de los respetos”.

Los concejales del oficialismo defendieron también la legalidad de las resoluciones 062/2016 y 063/2016 que son denunciadas por la oposición como irregulares e indicaron que ambas constituyeron “una notificación al Ejecutivo de lo que pasó en el recinto”. Sobre esa discusión, consideraron que el Frente Progresista “pretende recortar el derecho a veto del Ejecutivo”.

Por último, tanto Pilón como Abo Hamed pidieron a Jorgelina Alfonso que en cuanto presidenta del cuerpo “reconozca el veto como corresponde” y aseguraron que “ella tiene la llave” para resolver el conflicto. Si eso no ocurre, finalizaron, el Concejo podría seguir sin sesionar por “tiempo indeterminado”.