23 de febrero de 2016

Inseguridad en la autopista: les robaron entre “patadas y culatazos” Una vez más, el escenario del hecho fue el acceso a Rosario. Las víctimas son de Funes y recibieron un trato "muy violento" por parte de los delincuentes.

Un nuevo y grave episodio de inseguridad se registró el pasado miércoles por la noche en la autopista Rosario – Córdoba, cuando una pareja se encontraba viajando a la altura del arroyo Ludueña. Según contaron las vícitmas, se trató de un robo “muy violento” que incluyó “patadas” y “un culatazo”.

El atraco tuvo lugar en el carril que va hacia el este y se desencadenó cuando el auto en que se trasladaban las víctimas colisionó contra una piedra que los propios delincuentes habían depositado sobre la cinta asfáltica.

“Apenas pasamos el arroyo Ludueña, se nos apareció un gran adoquín en el medio de la autopista. Aunque no iba rápido, lo choqué y en el instante rompimos la cubierta izquierda delantera”, relató uno de los damnificados, de nombre Eduardo, en diálogo con el portal Info Funes.

Prosiguiendo con el relato, la víctima contó: “Cuando intentamos sacar la rueda de auxilio, se aparecen cuatro personas armadas”. Tal como recordó, los ladrones se trasladaban en un carro impulsado por un caballo y se movieron inmediatamente de forma “muy violenta”.

“Les di algo de plata, me tiraron al piso, me dieron patadas, un culatazo que me dejó tres puntos en la cabeza y a mi mujer la agarraron del cuello. Incluso, luego de irse, uno volvió y me apuntó, pero luego se fue”, completó el damnificado.

De acuerdo a la descripción brindada por las víctimas, los delincuentes eran “jóvenes de 20 a 25 años” que aparecieron por la colectora a la altura de calle Wilde y se retiraron por la misma zona.

El botín con el que se alzaron los malhechores incluyó dinero, documentos y celulares. Aún así, las víctimas valoraron que la situación no pasó a mayores. “Fue muy desagradable, pero tuvimos suerte”, apuntaron en ese sentido.