1 de noviembre de 2016

La Policía custodia el Palacio Municipal tras amenazas anónimas Aunque se desconoce de dónde de vienen, se dieron en el marco de un cambio de manos en la recolección de residuos. Desde hoy el Municipio toma las riendas de ese servicio en el casco urbano.

Efectivos del Comando y de la Comisaría Sexta se hicieron presentes en la Municipalidad en la mañana del lunes (y seguirán haciéndolo por algunos días más) con el objetivo de custodiar tanto ese espacio como el obrador municipal. Es que la administración local recibió amenazas anónimas en las que les decían que iban a impedir el ingreso de los trabajadores a esos dos ámbitos laborales.

Si bien no se sabe fehacientemente de dónde provienen dichas advertencias, se radicó en sede policial una denuncia que quedó asentada por “amenazas y problemas sindicales”, según informaron a El Roldanense.

Es que el trasfondo del conflicto tiene tinte gremial: desde este martes el Municipio se hace cargo de la recolección de residuos en el casco urbano (tal como lo viene haciendo hasta ahora en la denominada zona de loteos) quitándole el servicio a la empresa privada Resicom.

De esta forma, los trabajadores que hasta el momento formaban parte de dicha firma y que se encuadraban en el gremio de recolectores pasaron ahora a las filas del Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitram) enfilado dentro de la Festram. Y si bien no hay certezas de ningún tipo, las sospechas del Municipio apuntan a una interna gremial.

De esta forma, y con el objetivo de salvaguardar la integridad de los empleados, efectivos policiales volverán a apostarse este martes a partir de las 6 y la idea es repetir dicha acción cuantos días sea necesario.