6 de noviembre de 2017

Lado B de la fiesta: 22 alcoholemias positivas, 14 chicos al Samco y dos detenidos Distintas fuentes coincidieron en que el entorno del evento “estuvo más tranquilo que otras veces”, pero los disturbios dijeron presente.

Foto: Cristian MoriñigoFoto: Cristian Moriñigo

La mega fiesta de disfraces que tuvo lugar el sábado por la noche en la ciudad se extendió durante gran parte del domingo. No porque el evento continuara sino porque el after hour se vivió bastante menos feliz que durante las horas en las que transcurrió la celebración: 22 alcoholemias positivas, 14 jóvenes derivados al Samco por estar alcoholizados y dos detenidos fue el saldo negativo.

Fueron cuatro los operativos vehiculares instalados en la ciudad: Echagüe y Ruta 9, Larrea y A012, San Sebastián y Ruta 9 y Ruta 34 y A012. Allí se controló a más de un centenar de coches desde antes de la fiesta hasta las primeras horas de la mañana del domingo. El saldo: 22 autos al corralón ya que sus conductores registraban un mayor grado de alcohol a lo permitido.

Si de bebida se trata, unos 14 jóvenes fueron trasladados al Samco por haber tomado de más. Desde el hospital llamaron a los padres para que los retiren. “Fue más tranquilo que otros años. Entre las 12 y 2, es decir, antes de que comience la fiesta, fueron las horas pico, pero por suerte ningún caso presentó gravedad”, contó a El Roldanense el directo del efector, Martín Berta.

La página policial también tuvo lo suyo, por partida doble. Cerca de las 7 del domingo, la Comisaría recibió un llamado por un presunto hecho de robo en Belgrano y San Martín. Uno de los móviles que se habían destinado a la prevención se encontraba a cien metros del lugar y cuando acudió un grupo de adolescentes que salían de la fiesta le manifestó al personal policial que un chico de remera gris le había robado las zapatillas y el celular a otro joven que estaba esperando al padre en esa esquina.

“La Policía detuvo al chico y le secuestró las zapatillas y un celular Moto G que luego le fueron restituidos a su dueño. El menor demorado tiene 17 años, es oriundo de Rosario, y contaba con antecedentes. Se lo imputó de tentativa de robo, se hicieron consultas con el Juzgado de Menores de turno y se dispuso que se cite a sus padres y se lo entreguemos”, contó a este medio el comisario Alberto Fleitas.

Cerca de las 9, una señora le hizo señas a otro móvil policial que estaba patrullando por calle 1º de Mayo y Entre Ríos. “Le manifiesta a los efectivos que un muchacho que iba por Entre Ríos hacia Rivadavia le había robado 350 pesos de la cartera, un paquete de cigarrillos y un encendedor y que estaba cubierto en sangre. El personal policial lo observa y le secuestran los elementos mencionados por la señora”, informó el titular de la Sexta.

El joven tiene 18 años, es oriundo de Rosario y tenía antecedentes. “Se presume que momentos antes también había estado siendo asistido en el hospital por lesiones que había tenido producto de alguna gresca. Cuando salió del hospital, le pidió a la señora 50 pesos para volverse a Rosario, ésta accedió al pedido y cuando metió la mano en la cartera el muchacho le arrebató la plata y le sacó los cigarrillos y encendedor”, agregó Fleitas.

Ante la consulta con Fiscalía, se le formó cusa por tentativa de robo y fue puesto en libertad.