La Ciudad

Ahora sí es oficial: obras de construcción privadas pueden volver a funcionar

La autorización había sido excluida del Boletín Oficial y el Gobierno nacional rectificó la normativa.

Ahora sí, además de la actividad en inmobiliarias y el ok para las mudanzas, el Gobierno Nacional habilitó las obras en construcción de pequeña escala con hasta cinco obreros para Rosario y Santa Fe y su zona de influencia, lo que incluye a Roldán.

Si bien extraoficialmente se había anunciado, este jueves sorprendió que las obras privadas menores quedaran fuera de la decisión administrativa 729/2020 publicada en el Boletín Oficial. La habilitación había sido consensuada entre Nación y Provincia y finalmente recibió luz verde por la tarde a partir de una rectificación.

“Error material involuntario en la transcripción del decreto”, fue lo que contestaron desde la Jefatura de Gabinete que comanda Santiago Cafiero cuando autoridades de la Casa Gris quisieron saber la causas de la exclusión de la construcción privada que no supere los cinco empleados, tal cual se había acordado.

Tal como habían adelantado desde la administración de Omar Perotti, la rectificación se llevó a cabo en el transcurso de la jornada. El protocolo para el sector privado de la construcción ya está redactado y sólo resta que se ponga a disposición de las empresas y los profesionales contratados en los proyectos en ejecución.

El texto agrega que los obreros podrán desempeñar sus tareas “siempre que los trabajos no impliquen ingresar a viviendas con residentes, locales o establecimientos en funcionamiento, en los aglomerados urbanos de Gran Santa Fe y Gran Rosario”.

Así como sucede con el resto de las actividades exceptuadas, será indispensable “organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus”.

Por último aclaran que “las empleadoras y los empleadores deberán garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por las respectivas jurisdicciones para preservar la salud de las trabajadoras y de los trabajadores”.

Además, el texto señala que los desplazamientos de los trabajadores de la construcción contemplados en esta comunicación «deberán limitarse al estricto cumplimiento de las actividades, servicios y profesiones exceptuados por la presente». También precisa que los ciudadanos en cuestión tendrán que tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación – Covid-19.

El certificado se gestiona en la web Trámites a distancia del gobierno nacional. La nueva excepción al aislamiento obligatorio empezará a regir una vez que sea publicada en el Boletín Oficial, lo que ocurrirá en las próximas horas.

En Roldán, con registro

Tal como había anticipado El Roldanense, el intendente José Pedretti bajó la orden para que se elabore un registro de trabajadores local y otro para quienes deban venir a la ciudad desde localidades vecinas, a los fines de poder ejercer un control más estricto en las obras y que quienes no estén debidamente anotados queden excluidos e incluso pueda ser clausurada la obra en la que se encuentren.

El registro y la modalidad para anotarse sería similar al que ya se hizo con los desmalezadores y los fumigadores, dos de las primeras actividades que se retomaron ya que resultaban fundamentales en la lucha contra otra problemática como lo es el dengue. Es decir, los obreros deberán concurrir a la secretaría de producción y completar formularios que se elaboraron específicamente para la ocasión.

Además, el trabajo en obras podrá realizarse sólo de 8 a 16 y se deberá cumplir con un estricto protocolo de higiene que incluye el uso del barbijo y la prohibición de movilizarse de muchas personas en un mismo vehículo.