La Ciudad

Cómo se paran empresarios locales frente al bono de fin de año

Desde la Unión de Empresarios del Parque Industrial de Roldán sentaron posición ante el decreto que da lugar a un pago no remunerativo de 5000 pesos por empleado.

“Hay industrias muy complicadas y la situación no es la mejor”, advirtieron desde la Unión de Empresarios del Parque Industrial de Roldán (Unempir) ante la firma del decreto presidencial que dará lugar al bono compensatorio de fin de año negociado entre el gobierno nacional y la CGT.

“Entendemos que los representantes empresariales no estuvieron presentes en el acuerdo, y que se otorgó tratando de evitar un paro en momentos de la cumbre del G20. Hay industrias muy complicadas y la situación no es la mejor. Se tira la pelota a las empresas privadas, que también padecen el panorama adverso actual”, definió Román Guajardo, presidente de la entidad local.

“Somos los primeros en querer que nuestros trabajadores mejoren sus condiciones, pero a su vez desde el Gobierno esperamos alguna señal. Ya sea con alguna deducción impositiva o bien con créditos a tasas blandas para afrontar la coyuntura compleja que atravesamos”, apuntó el dirigente y titular de dos firmas con planta en la ciudad.

El bono consistirá en una compensación no remunerativa de 5000 pesos en dos cuotas. La primera se pagaría en diciembre y la segunda en febrero. Las empresas que paguen un adicional más alto, deberán incluir aportes y contribuciones. El artículo 2º del decreto establecería que el trabajador que cumpla una jornada inferior a la que establece su convenio colectivo recibirá un proporcional por las horas trabajadas.