26 de julio de 2018

Profesionales del Samco detectan preocupantes indicadores de nutrición infantil Hace un año el hospital abrió un consultorio dedicado a esa temática. Los niños consumen cada vez más harinas y no cumplen con cuatro comidas diarias. Elaboran un folleto para promover la incorporación de legumbres, cereales, frutas y verduras.

La pediatra con orientación en nutrición Mabel Gómez y la nutricionista Vanesa Morosini son quienes junto a otros profesionales están al frente del consultorio en nutrición infantil que hace casi un año abrió en el Samco con el objetivo de atender las problemáticas en esa materia. Tras casi doce meses de trabajo detectaron indicadores preocupantes: los chicos consumen cada vez más harinas y en un 80 por ciento no cumple con las cuatro comidas diarias, salteando principalmente el desayuno.

Como consecuencia de ello notaron que muchos chicos que se acercan a las consultas lo hacen con patologías agregadas como consecuencia de esa mala alimentación, entre las que se destacan: hipotiroidismo, obesidad mórbida, trastornos de la conducta alimentaria e insulinoresistencia, alteración que puede transformarse en diabetes.

En general, quienes acuden al consultorio son niños de entre 5 y 13 años. Además, las profesionales realizan prácticas semanales en jardines de infantes hasta donde llevan sus enseñanzas de una correcta alimentación. Fue allí que comenzaron a preguntar a los chicos acerca de lo que habían comido el día anterior y de sus respuestas se desprendía una notoria “selección alterada de los alimentos cuya característica principal es una ingesta importante de hidratos de carbono de absorción rápida como fideos, arroz, polenta, harinas”, detallaron en diálogo con El Roldanense.

A esa lista se suman las papas fritas, bizcochos, torta asada y torta frita. “No hay variedad en grupos de alimentos: casi no se consumen frutas y verduras y la leche que toman es sólo la que les dan en la escuela. Tampoco comen cereales ni legumbres”, contaron Gómez y Morosini.

“El consumo de esos grupos de alimentos lleva a una insulinoresistencia y obesidad que pueden traer como consecuencia otras enfermedades en la adultez, como hipertensión, accidentes cerebrovasculares, problemas articulares, disminución de la productividad, entre otros”, sumaron.

Atentas a esta problemática, las profesionales están elaborando un folleto con recetas a base de legumbres para que las familias puedan incorporar alimentos de precios accesibles y valores nutricionales importantes. Al mismo tiempo, alientan la ingesta de frutas y verduras de estación que son las que pueden encontrarse a mejores precios en las verdulerías, ya que una de las quejas de los padres es que los vegetales están caros y no pueden adquirirlos.

Además, en los jardines de infantes donde intervienen hablan con los docentes para que las meriendas no sean siempre a base de facturas o bizcochos.

Vale recordar que el consultorio funciona de lunes a miércoles: los lunes por la tarde y los otros días por la mañana. En tanto que los jueves se hace trabajo social en jardines de infantes.