La Ciudad

Por deuda del Cedulón, “el Estado Municipal corre riesgo de quiebra”

Podría ser embargada la coparticipación provincial. “Si eso pasa lo más probable es que lleve la llave a la Corte Suprema o a Gobernación y la deje, porque no puedo seguir en esta silla”, disparó Pedretti.

El intendente José María Pedretti convocó en la mañana de este viernes a una conferencia de prensa en la que anunció que el Municipio “corre riesgo de quiebra”. El motivo: un posible embargo de la coparticipación provincial como consecuencia de la deuda que acarrea la administración local en el marco del caso Cedulón, causa heredada de la administración Di Santo que desde hace dos años empezó a implosionar en las arcas de la Municipalidad.

“Hace dos años tuvimos una orden de embargo por $6 millones en concepto de honorarios que se acordó y se arregló pagando la mitad entre efectivo y terrenos. Pero quedaba el juicio principal y los honorarios de peritos. Hicimos una propuesta de pago en cuotas y terrenos, con una quita, pero fue desestimada. En marzo de 2018 entró un nuevo pedido en la Provincia para descontar y embargar la coparticipación municipal, lo cual fue rechazado por Hacienda aduciendo la Ley 12036 de inembargabilidad de fondos públicos. Pero el abogado volvió a insistir en septiembre y lo reclamado serían cerca de 16,5 millones de pesos”, detalló Pedretti.

El intendente hizo un parate en el anuncio para recordar que “esto no fue una acción judicial que generó este gobierno sino que viene del año 1994, de la gestión de Roberto Di Santo, la más corrupta y desprolija de la historia”, al tiempo que enmarcó el recorte que podría llegar a recaer sobre la coparticipación “en medio de un panorama complejo del país donde se firmó una paritaria con 15 por ciento con cláusula gatillo, con una quita de Fondo Sojero, y también con una rebaja en la coparticipación”.

“Estamos al límite de todo. Si llegaran a deducir completa la coparticipación lo más probable es que haga lo que dije: lleve la llave de la Municipalidad a la Corte Suprema o a la Gobernación y la deje, porque no puedo seguir en esta silla”, disparó el mandatario y admitió que otra de las opciones es que se quite sólo un 10 por ciento, una situación que también dejaría deshilachadas las arcas municipales.

La situación en números

En septiembre se coparticiparon $7 millones brutos de los cuales ingresaron efectivamente unos $3,5 millones ya que el resto son descuentos que se hacen por diversos conceptos como IAPOS, caja de jubilación y adelantos recibidos, de modo que si aplicara un 10 por ciento sobre el total, sería casi un millón de pesos mensuales los que dejarían de llegar.

“Corre riesgo de quiebra el Estado Municipal cualquier cosa que prospere”, sentenció Pedretti escoltado por la secretaria Legal y Técnica del Municipio Paula Minucci y el secretario de Gobierno, Eduardo Bufarini.

“Sabemos que el oficio ingresó y tiene que atravesar un proceso interno. Estimamos que eso va a ser otorgado porque así lo indican los antecedentes y tendríamos tres días para recurrir a la Corte, algo que ya hicimos en otras instancias. Tenemos muchos elementos para desestimar el embargo pero sería algo que ya quedará en manos del máximo tribunal”, sostuvo el intendente.