26 de marzo de 2018

Ejemplo a la vista: docente roldanense ciega recibió un emotivo homenaje Fue reconocida tanto por su historia de vida como por su trabajo formativo en un centro para discapacitados. Su paso por Juan XXIII e IPH.

En el marco de reconocimiento Diez Mujeres Funeses que entrega SIPEA Adultos, la docente roldanense Laura Soto –reside en la vecina localidad desde hace casi 18 años– recibió un emotivo homenaje a su historia de vida y trayectoria profesional.

Ciega desde los tres años y medio, la maestra oriunda de la ciudad supo iniciar su educación primaria en una escuela especial, para terminarla en la Juan XXIII y luego cursar el secundario en el Instituo Paul Harris.

Una vez finalizada esa etapa formativa, Soto decidió seguir sus estudios en Rosario donde se recibió de maestra de grado y también para no videntes en el Profesorado Nº 16 Bernardo Houssay.

Con el tiempo llegaría el turno de empezar a trabajar en la misma institución que todavía hoy la tiene entre sus filas: el Centro del Discapacitado de Funes. Allí la docente local participa en el desarrollo formativo de personas ciegas y también con diferentes tipos de discapacidad.

Semejante recorrido –incluida una marcada determinación para superar la adversidad que la vida le puso enfrente– Soto mereció el reconocimiento de SIPEA, entregado el pasado jueves en un conocido restaurant de la vecina ciudad.

En diálogo con El Roldanense y con marcada emoción, la docente homenajeada sostuvo que el homenaje fue recibido como “una sorpresa.