12 de septiembre de 2017

Agroquímicos: convocan una asamblea en plena sesión del Concejo La organización Paren de Fumigarnos plantea la “inconstitucionalidad” de la ordenanza vigente y pide “una respuesta coherente” del cuerpo legislativo.

La organización Paren de Fumigarnos Roldán sigue adelante en su lucha contra la ordenanza que desde 2012 regula la aplicación de fitosanitarios en la ciudad y en ese marco convoca una asamblea de vecinos con el objetivo de marcar presencia en la sesión ordinaria que el Concejo llevará adelante este martes.

Meses atrás la misma ONG inició un camino judicial que en primer término constó de un reclamo administrativo ante el Ejecutivo por la supuesta “inconstitucionalidad” de la normativa local, movida apoyada con la firma de unos 600 vecinos.

“Tras toda una serie de complicaciones formales, el Municipio envió el tema al Concejo después del receso legislativo. Desde entonces nos acercamos en varias oportunidades para pedir su tratamiento”, relató Pablo Milisenda de Paren de Fumigarnos Roldán.

El representante de la ONG local indicó que finalmente el cuerpo deliberante entregó “una respuesta a duras penas” pidiendo “pruebas científicas relacionadas a cuestiones de salud” cuando ellos están “planteando otra cosa”.

“Nosotros sostenemos que la ordenanza tiene falencias, está mal redactada y va en contra de la Constitución. Antes de 2012 había otra ordenanza que adhería a la Ley Provincial y luego se sancionó esta otra que achica la franja de restricción a cien metros”, detalló Milisenda.

En la misma línea, el referente de Paren de Fumigarnos abundó: “Nuestros argumentos son jurídicos y el Concejo parece estar hablando en otro idioma. Ahora pide informes al INTA o al SENASA, cuando eso no hace a la cuestión. También tenemos argumentos científicos, pero en este momento no vamos por ese lado”.

Lo que ahora proponen desde la entidad ambientalista es marcar presencia en la sesión legislativa de este martes “con la mayor cantidad de vecinos posibles” para pedir que el cuerpo “se ponga a trabajar en serio”.

En el Orden del Día previsto para la sesión, el órgano legislativo local incluye dos puntos relacionados a la problemática planteada aunque ninguno de ellos implicaría la posibilidad de tratar modificaciones de modo inmediato.