19 de Abril de 2017

Vecinos presentan un reclamo administrativo por las fumigaciones La acción surge del colectivo "Paren de Fumigarnos Roldán" y el documento lleva la firma de unos 600 ciudadanos. Piden que se modifique la ordenanza vigente.

Un grupo de más 600 vecinos, agrupados bajo la consigna Paren de fumigarnos Roldán, anunció para este miércoles 19 de abril la presentación ante el Municipio de un reclamo administrativo para que se modifique la ordenanza que rige en la ciudad y que, según resaltan los firmantes, “pone en riesgo la salud de la población”.

En el pedido solicitan que el Ejecutivo envíe al Concejo un proyecto que fije como límites mínimos para la aplicación de agroquímicos las distancias establecidas en la Ley Provincial de Fitosanitarios Nº 11.723 y su Decreto Reglamentario 552/97, en virtud de que la Ordenanza Nº 738/12 vigente “contradice a esa Ley”, según remarcaron en anteriores oportunidades los vecinalistas que vienen llevando adelante varios reclamos al respecto.

“Manifestamos ser víctimas de las constantes fumigaciones realizadas en los campos aledaños a nuestras viviendas, las cuales se producen de manera sistemática afectando nuestra salud y la de nuestras familias. En los últimos años varios vecinos de la localidad han realizado sucesivas denuncias a raíz de los frecuentes episodios – de los cuales fuimos testigos- en los que se llevó a cabo la aplicación de productos químicos nocivos, claramente sin respetar los límites mínimos establecidos en la Ley Provincial así como tampoco la escasísima distancia de seguridad estipulada por la Ordenanza Municipal cuya modificación se solicita”, sostienen desde el colectivo.

Por este motivo, indican que no logran entender “por qué se hace caso omiso, no sólo de la Ley Provincial y su Decreto, sino también de los informes científicos solicitados por nuestros representantes, donde de manera específica y contundente se afirma que los productos fitosanitarios son peligrosos para la salud de las personas y los animales, e incluso recomiendan aumentar la zona de protección a mil metros”.

“En Roldán se hace todo lo contrario: el Concejo Deliberante y el intendente de la Municipalidad reducen la zona protegida a solo 100 metros, poniendo en riesgo la salud de nuestras familias y nuestro medio ambiente”, denuncian desde Paren de Fumigarnos.

A esta acción le precedió un pedido de informe que el diputado Carlos Del Frade (Frente Social y Popular) realizó al Ministerio de Medio Ambiente y al de Producción de Santa Fe para que dicho organismo dé cuenta sobre la situación de las fumigaciones en la ciudad. Dicha solicitud se realizó luego de un encuentro que tuvo lugar en la ciudad en enero pasado, del cual participaron legisladores de diversos espacios políticos.

Por su parte, en diciembre de 2016 los concejales de la ciudad hicieron público un acuerdo interbloque en el que los seis ediles aunaron criterios sobre el tema aunque no negaron que la normativa pueda ser modificada. Incluso el propio intendente José María Pedretti hizo alusión a la problemática en el inicio de las sesiones ordinarias del Concejo de este año, apuntando que se trata de un debate que se debe dar en la sociedad.