16 de agosto de 2017

Brutal ataque policial a una familia roldanense frenada en un control vial Oficiales agredieron a una pareja que volvía de una maratón en compañía de menores. La violencia quedó registrada en un estremecedor video y la denuncia fue radicada en el CTD local, tras un segundo maltrato en la seccional de Puerto San Martín.

Los integrantes de una familia roldanense que volvía rumbo a la ciudad tras disfrutar de una maratón nunca imaginaron el tremendo trance que les tocaría pasar al toparse con un control vehicular: oficiales de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) los agredieron con suma violencia.

Juan Pablo y Karina se desplazaban este sábado por la autopista Rosario – Santa Fe en dirección al sur junto a uno de sus hijos, que venía de participar de una carrera en la capital provincial. Junto a ellos viajaban otras dos madres y una niña.

Pasadas las 19.30, la camioneta en que viajaban fue detenida en un operativo apostado en la estación de peaje ubicada a la altura de Puerto San Martín. Tras los requerimientos de rutina, los oficiales indicaron que se debía proceder con un control de alcoholemia al conductor.

Tal como consta en relatos de la familia publicados en redes sociales y en la denuncia que horas atrás fue radicada en el flamante CTD local, Juan Pablo respondió con una sonrisa “por ser la primera vez” que se le realizaba un testeo de esa naturaleza, el cual “obviamente” dio resultado negativo.

“Ya listo para retirarse, recibe una pregunta de muy mala manera de parte de un mal llamado <<oficial>>: ¿Y éstos de qué se ríen?”, continúa el testimonio. La respuesta del padre de familia fue que se reía porque es feliz.

En un primer momento parecía que todo había terminado allí, pero eso fue sólo el principio: tras recibir autorización para seguir camino, la familia fue nuevamente demorada sobre la vera de la calzada y luego abordada por efectivos a ambos lados del vehículo, desplazados en el móvil Nº 7229 de la APSV.

“Al no poder bajar la ventanilla porque lamentablemente no funciona el motor eléctrico de la misma”, Juan Pablo le pidió a uno de los oficiales “que se acerque a la otra ventanilla para poder escucharlo y preguntarle cuál era el problema. En ese momento, este individuo abre violetamente la puerta” para hacerlo bajar.

En ese marco, el padre de familia fue atacado a golpes y terminó con su ropa desgarrada. Frente a semejante situación, Karina decidió filmar la violencia con su celular lo cual derivó en mayores agresiones, incluso contra su persona.

Ambos integrantes de la pareja debieron ser atendidos por una ambulancia, no sólo por las lesiones físicas que les provocó el ataque sino también, en el caso de Juan Pablo, por un pico de presión debido a “tener que presenciar una golpiza a su esposa y no poder hacer nada al respecto”.

En diálogo con El Roldanense, Karina –todavía muy afectada por la situación– contó que una vez finalizada la agresión fueron llevados hasta la Seccional Quinta de Puerto San Martín. Allí no les quisieron tomar la denuncia por supuestas razones de “imparcialidad”, pero sí abrieron una causa contra Juan Pablo por “resistencia a la autoridad” en base al testimonio de los oficiales.