2 de marzo de 2016

Blancas palomitas: 253 chicos arrancaron las clases en la nueva escuela Esta mañana tuvo lugar el acto oficial por el inicio del ciclo lectivo, del cual participaron autoridades locales, provinciales y docentes.

Foto: Cristian Moriñigo

Después de casi cinco décadas, Roldán tiene funcionando oficialmente una nueva primaria: esta mañana arrancaron las clases en la Escuela Nº 1399, ubicada en la esquina de Córdoba y Juan José Paso de barrio Posta 16.

En la ocasión estuvieron presentes autoridades municipales, provinciales y directivos de la flamante institución, entre ellos la directora Liliana Hofer. Además, por supuesto, asistieron los 253 chicos que, tal como oportunamente informara la Provincia, fueron inscriptos en la institución.

Durante la ceremonia hizo uso de la palabra el intendente José María Pedretti, quien destacó las gestiones que se hicieron desde la gestión local para que Nación financiara la construcción del edificio. Además, resaltó que “por primera vez en 47 años Roldán va a tener una nueva escuela primaria”.

El titular del Ejecutivo local también hizo mención a la importancia del establecimiento en cuanto brindará respuesta a “el crecimiento que ha tenido la ciudad, con cientos de nuevas familias radicándose”.

También participaron del acto la secretaria de Educación municipal, Corina Kohler; la subsecretaria de Planificación Educativa provincial, María del Huerto Pini; la Coordinadora Pedagógica de la Región 6, María Claudia Salina. Además dijeron presente integrantes del gabinete local y concejales.

Sobre la escuela

La Escuela Primaria Nº 1399 cuenta con un salón para cada curso, un SUM para actividades múltiples, áreas para dirección y sala de maestros y sanitarios. En su primer año de funcionamiento, tendrá desde salita de cinco años hasta cuarto grado.

En tiempo y forma

Tal como venía publicando El Roldanense a instancias de información brindada desde la Provincia, finalmente las clases arrancaron en tiempo y forma en la nueva escuela. Incluso en contra de pronósticos que surgían desde la propia entidad, donde entendían que una serie de retrasos administrativos no harían posible comenzar el ciclo lectivo en conjunto con el resto de las instituciones de la provincia.