23 de Junio de 2017

Directivos de Puerto Roldán, imputados por administración fraudulenta Lo resolvió este miércoles la Justicia. El caso viene de larga data a raíz de una denuncia de los vecinos. Los detalles de la acusación.

Foto: Desarrollo MOR

En sintonía con la información que se manejaba, la Justicia rosarina imputó este miércoles a diez directivos del barrio cerrado Puerto Roldán por administración fraudulenta al entenderse que durante cinco años cobraron de forma inexacta las expensas a unos 400 propietarios del predio ubicado sobre la colectora de la autopista Rosario – Córdoba. La acusación corrió por cuenta del fiscal Sebastián Narvaja en el marco de una investigación de larga data.

Los vecinos que llevaron adelante la denuncia calcularon que fueron unos 4 millones de pesos los que se pagaron de más. Desde la defensa desmintieron la acusación y argumentaron que todos los dueños fueron notificados sobre cómo se liquidaban los gastos. Un lote en este country hoy puede valer hasta 69 mil dólares y se paga un promedio de 2500 pesos por mes de expensas.

Según reflejó el diario El Ciudadano, el miércoles por la mañana 10 personas de entre 45 y 65 años se sentaron frente al fiscal de Delitos Económicos Sebastián Narvaja y escucharon la imputación por administración fraudulenta, un delito que prevé condenas de entre dos y seis años de prisión.

Los directores y ex directores, más autoridades suplentes del country Puerto Roldán, incluidos representantes de la administradora, se anoticiaron y horas más tarde salieron de la Fiscalía después de responder unas pocas preguntas.

Como la Justicia entendió que no iba a pedir la detención de los acusados, el encuentro tampoco necesitó de un juez y menos hacerse una audiencia en los Tribunales Provinciales. Según fuentes de la Fiscalía, los imputados son dueños de varios lotes y liquidaron mal las expensas entre 2011 y 2016 a todos vecinos del country: los repartieron sin incluirse la cuenta.

Siempre según la denuncia de Norma A., habitante del loteo, los acusados juntaron la plata para seguir con el desarrollo inmobiliario: calles, tendido de servicios, club house, entre otros ítems. El año pasado, Fiscalía y Policía realizaron allanamientos y secuestraron material de prueba.