1 de noviembre de 2016

Incidentes en el obrador municipal: recolectores denuncian fuerte represión El sindicato del sector impide la salida de camiones en el marco de un conflicto con la administración local. Desde el gremio indican que la Policía usó balas goma y que cuatro trabajadores resultaron con heridas.

Trabajadores de la recolección denuncian que esta mañana fueron reprimidos con violencia por parte de fuerzas policiales que custodian el obrador municipal, en el marco de un conflicto con la administración local. Según apuntan, los efectivos procedieron con palazos y balas de goma, e incluso cuatro manifestantes resultaron heridos.

Desde primera hora de la mañana, integrantes del gremio impiden la salida de camiones en reclamo de que todos los empleados que vienen prestando el servicio en Roldán sean incorporados al convenio colectivo de la recolección y que no haya despidos.

Según pudo averiguar El Roldanense, tras los episodios de violencia el sindicato -el cual se encuadra en el marco de Camioneros- decidió movilizar desde Rosario decenas de trabajadores que se sumarán a los que comenzaron la protesta. La idea que manejan sería la de mantener el bloqueo, con carpa incluida, hasta que sus demandas sean atendidas.

Al mismo tiempo, con el transcurrir de la mañana también se reforzó la presencia policial en el lugar de los hechos. Según trascendió, los uniformados pertenecen al Cuerpo de Infantería de la Unidad Regional XVII de San Lorenzo.

El conflicto surge tras la finalización del contrato de la Municipalidad con la empresa Resicom, encargada de la recolección en el casco urbano. De hecho, desde la administración local se venían denunciando amenazas por este tema y por ese motivo se había dispuesto custodia policial, tanto en el obrador como en las oficinas de Bv. San Martín y Sgto. Cabral.

Además de los reclamos relacionados a los trabajadores que fueron despedidos de esa empresa privada, se suma que la mayoría de los empleados municipales que prestan servicios en zona de loteos también desean ser incorporados al convenio del sector, que prevé un sueldo que duplica al que cobran actualmente.

Así se configuró un escenario que esta mañana derivó en los episodios de confrontación, que según denuncia el gremio constituyeron una “violenta represión” que hasta el momento tuvo como saldo cuatro heridos, algunos de ellos por bala de goma.