26 de febrero de 2016

Intensas precipitaciones en toda la región: el impacto en la ciudad Hubo importantes anegamientos en calles y cortes de luz. Se registró ingreso de agua a viviendas. La Municipalidad activó el sistema de bombas y un operativo de asistencia a damnificados.

Como producto de las intensas lluvias que cayeron sobre el sur santafesino desde horas de la madrugada y al igual que lo ocurrido en la tormenta del viernes pasado, distintos barrios de Roldán sufrieron importantes anegamientos en calles y cortes de energía eléctrica.

Algunos sectores, como el caso de Villa Flores, se vieron seriamente damnificados, al punto que habría ingresado agua en domicilios. De hecho, la Secretaría de Promoción Humana y Comunitaria debió darle forma a un operativo de asistencia a afectados y se trasladaron bolsas de arena para frenar la embestida del efluente pluvial.

Frente al cuadro de situación, desde la Municipalidad también pusieron en marcha el sistema de bombas desagotadoras. En un primer momento se activaron dos de esos dispositivos sobre calle Larrea: uno en su intersección con Echagüe y el restante en el cruce con la Ruta A012. Con el correr de las horas, se sumaron otras tres en puntos estratégicos.

Los pluviómetros relevados por la administración local marcaban que las precipitaciones se ubicaban en el orden de los 112 milímetros cuando promediaba la mañana.

En tanto, desde la oficina de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) apuntaron que los principales inconvenientes con el servicio se registraron en las urbanizaciones ubicadas sobre la autopista, aunque en horas de la mañana ya se estaba restableciendo el servicio de luz. Además, se sucedieron interrupciones esporádicas en toda la ciudad, por lo que se recomendó desenchufar artefactos eléctricos.

Restringir los desplazamientos

Autoridades de diversos ámbitos solicitaron a la comunidad que se restrinjan al máximo posible los desplazamientos por rutas. En esa misma línea, vecinos informaron a El Roldanense que en horas de la mañana se hizo muy peligroso conducir por autopista hacia Rosario, donde las consecuencias de la lluvia han sido serias.