17 de Marzo de 2017

Loc@s de amor: padres roldanenses por los derechos de sus hijos con Síndrome de Down El grupo se formó hace muy poco y el próximo viernes 24 realizan la primera actividad pública. El objetivo: la inclusión de los chicos.

“Un grupo de padres que luchamos día a día por la inclusión de nuestros hijos. Que el Síndrome de Down no les cierre puertas, no le quite sus sueños. Todos somos distintos pero con los mismos derechos”. Así se presenta el grupo Loc@s de amor en su perfil de la red social Facebook y describe de esa forma el objetivo detrás del cual se unieron unas seis familias roldanenses que buscan concientizar a toda la sociedad.

En el marco del Día Mundial del Síndrome de Down que se celebra en todo el mundo el 21 de marzo, el grupo hará su primera actividad pública el viernes 24. Será en la remozada plaza 25 de Mayo, hasta donde se trasladarán todas las familias para compartir experiencias con quienes se acerquen, mate y termo en mano, para conocerlos y tomar contacto con su trabajo.

Loc@s de amor Roldán es la pata local de una agrupación que ya existe en Rosario y a la cual se acercó Verónica Módica, la vecina roldanense que luego decidió formar el grupo en la ciudad. Todo comenzó cuando el 10 de diciembre de 2016 el Municipio organizó una charla con representantes de la Asociación de Sindrome de Down de la República Argentina (Asdra) en la Casa de la Cultura. Hasta allí se acercaron las familias que luego siguieron en contacto y hoy conforman los primeros integrantes del grupo.

Verónica es mamá de Benjamín, quien hoy tiene nueve meses y es el motor de su lucha: “Siempre tuve esta inquietud de que mi hijo pueda estar involucrado con chicos con Síndrome de Down como con otros. Veo que todos buscamos la igualdad, pero no hay que buscarla porque nadie es igual a otro, pero si tenemos los mismos derechos, y yo quiero eso para mi hijo: educación en escuela común, que tenga salud, acceso a estimulación temprana, entre otras cosas”, contó en diálogo con El Roldanense.

“En esta lucha que encaré con toda mi familia me crucé con padres en Rosario y formamos Loc@s de amor. Me entró la inquietud de por qué no podemos lograr esto en Roldán. Que nos unamos. Que el pueblo empiece a conocer cuáles son nuestras necesidades y de nuestros hijos. Lo charlé con otros papas que nos habíamos conocido en el encuentro de diciembre y formamos Loc@s de Amor Roldán”, recordó Verónica sobre el inicio del grupo que tiene apenas unos veinte días.

“El 21 de marzo es Día Mundial del Síndrome de Down, donde celebramos que nuestros hijos están en nuestra vida. Entonces pensamos en hacer el 24 una actividad para concientizar a la gente de Roldán. Hablamos con Elizabet Tevissón (secretaria de Salud) que nos abrió una puerta enorme y nos ayudó mucho desde la Municipalidad para poder hacer el encuentro, contarle a la gente quiénes somos y qué queremos; contarle a los padres lo importante que es educar a nuestros hijos sin tener una mirada diferente”, agregó.

“Cuando nació Benjamín sentí miedo, miedo de que yo no voy a estar toda su vida. Pero tenemos que lograr que sea un nene independiente, que se haga valer por sí mismo. Tenemos que aprender como padres a escucharlos a ellos y escuchar sus necesidades”, describió Verónica, quien comentó que hoy en el grupo son seis familias pero la idea a corto plazo es que sean muchas mas.

De esta forma, el viernes 24 estarán entre las 17 y las 20 en la plaza en una jornada de concientización. “Nos vamos a vamos a presentar, nuestros hijos le van a dar un presente a quienes se acerquen a conocernos. Estamos tratando de que venga el Grupo Atahualpa que es de danzas folcklóricas y está formado por gente con capacidades especiales, y estamos hablando también con un payamédico de la ciudad”, contó Verónica sobre la jornada que se viene.

La de la próxima semana será la primera de muchas actividades, entre las que proyectan charlas con profesionales, pediatras, terapeutas, fonoaudiólogos, cardiólogos, oculistas. “Es un camino largo”, saben. Pero la firmeza que se nota en cada palabra de Verónica hace pensar que están preparados para recorrerlo.