19 de octubre de 2016

Muerte en el geriátrico: cómo fueron los hechos y qué pasará con el agresor “No nos consta que el lugar esté habilitado para contener pacientes psiquiátricos”, dijo el jefe de la Comisaría Sexta. Todo se inició con una pelea por el control remoto.

Un paciente psiquiátrico de 41 años fue detenido como sospechoso de homicidio por la trágica muerte de un anciano de 81 años que tuvo lugar en la noche de este martes en el Geriátrico Virgen del Guadalupe, ubicado en barrio Los Olmos. En el caso intervino la Comisaría Sexta y el Comando Radioeléctrico ante el llamado recibido desde ese establecimiento ni bien ocurridos los hechos.

“Cerca de las 22.30 personal de la Comisaría y del Comando se hicieron presentes en el geriátrico y cuando llegaron vieron que un masculino joven escapaba del lugar. Enseguida es arrestado, reducido, y controlado. A simple vista se notó que se trataba de una persona con sus facultades mentales alteradas y luego se determinó que era un paciente psiquiátrico”, contó en diálogo con El Roldanense el jefe de la Sexta, Gustavo Scheffer.

“Observamos que estaba tendido en el living el cadáver de Aparicio F., un hombre de 81 años”, agregó el comisario y relató como fueron los hechos que desencadenaron con el fallecimiento del abuelo: “Estaban ambos junto a una cuidadora nocturna. Cuando llega el momento de apagar el televisor para ir a descansar, Aparicio F. acepta esto y el otro quería seguir viendo”.

“Allí se inicia una discusión por el control remoto, luego la cuidadora desenchufa el aparato y el muchacho quiere agredirla. Ella se intenta defender pero no puede, ahí es cuando intercede el abuelo. Pero este muchacho, fuera de sí, lo agrede, lo hace caer, le golpea la cabeza contra el piso y empieza a pegarle patadas. Queda tendido en el piso como lo encontró la Policía cuando llegó y constató el óbito”, describió el funcionario policial.

El agresor es una persona que está con tratamiento psicológico. Consultado sobre si el lugar estaba habilitado para alojar a ese tipo de pacientes, Scheffer manifestó: “A nosotros nos consta que está habilitado como geriátrico, no como instituto psiquiátrico”. De hecho, del lugar se secuestraron las historias clínicas, el libro de registro de pacientes y la habilitación, documentos que fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Homicidios Dolosos que fue la que tomó el caso.

“El muchacho quedó detenido en la Comisaría pero enseguida fue trasladado al Instituto Médico Forense de Tribunales de Rosario a la espera de ser evaluado por un médico legista para ver si reconoce la criminaidad de los actos. Es una persona que está desorientada en tiempo y espacio cuyos relatos son incoherentes”, destacó Scheffer y agregó que el hombre -de 41 años- padecería HIV y tuberculosis.

Hasta ahora el agresor está acusado de homicidio pero todavía no se determinó si será imputado, porque no tendría las facultades mentales plenas. Lo va a definir oportunamente la fiscal Gerogina Pairola, de acuerdo al informe del médico legista.