10 de mayo de 2016

Avanza un nuevo reglamento para remises, con taxímetro incluido El Ejecutivo impulsa un proyecto de ordenanza que es analizado por el Concejo. Se trata de una demanda que viene siendo planteada por parte de agencias y choferes.

Foto: Cristian Moriñigo

Un nuevo reglamento para el funcionamiento de remises en la ciudad podría estar pronto a sancionarse, después de que el Ejecutivo diera impulso a un proyecto de ordenanza que ya está siendo analizado por el Concejo. La nueva norma pondría en marcha un sistema con tarifa unificada y reloj taxímetro, entre otros puntos.

La iniciativa llega tras una serie de reclamos por parte de agencias y choferes que pretenden un nuevo marco legal que ordene su trabajo, al tiempo que proteja la actividad frente a la proliferación de coches truchos.

Frente a dicho planteo, que semanas atrás cobró especial fuerza, desde la intendencia se apresuraron en presentar una propuesta por entender “que es necesario reglamentar desde el Estado la tarifa del servicio y actualizarla cuando sea necesario, para equidad de los usuarios, de los concesionarios y agencieros”.

Entre las principales modificaciones que se impulsan, sin dudas se destaca la implementación del reloj taxímetro que marque ficha cada cien metros y de una tarifa oficial, la cual –en caso de aprobarse la ordenanza– será fijada por el Concejo, sin perjuicio que pueda ser consensuada con el sector afectado.

La norma introduciría nuevas pautas como la obligatoriedad de que los autos que se empleen como remises no tengan una antigüedad mayor a cinco años a la hora de solicitar la concesión. En la actualidad pueden tener hasta diez.

“Los choferes, a los efectos de obtener a sus clientes, podrán circular recorriendo la ciudad, estacionando en paradas que el órgano de aplicación establezca. No se otorgará a ningún concesionario el uso exclusivo de las paradas citadas”, contempla también el texto. Además, indica que “los vehículos habilitados en otra jurisdicción no podrán ejercer la actividad en la ciudad de Roldán”.

Por otro lado, el proyecto hace referencia a cómo deberá funcionar el servicio de remises en días feriados o festivos, al señalar que durante esas jornadas cada auto “debe cumplir con los usuarios las 24 horas del día” y estableciendo multas para con los concesionarios que no cumplan con dicho punto.

En tanto, el proyecto de ordenanza determina que “el costo de la concesión de remises, que durará cinco años, será fijado en el equivalente en pesos al costo de mil litros de nafta súper”. Ello quiere decir que hoy rondaría los 19 mil pesos acceder a una habilitación. Al mismo tiempo, se fija que una persona jurídica no podrá tener más de cinco concesiones y se abre un registro de solicitudes que funcionaría como lista de espera para quienes deseen poseer una chapa (el cupo de vehículos se iría estableciendo de acuerdo a las circunstancias y necesidades que exhiba la ciudad con el correr de los años).