22 de Marzo de 2017

Se encendió el debate por la pirotecnia: concejales hablan del proyecto oficial Susana Abo Hamed adelantó su apoyo a la “regulación” y no descartó la posibilidad de introducir cambios. El opositor Daniel Escalante manifestó que, además de la venta, también se debería penalizar el uso.

Luego de que el Municipio envíe un proyecto de ordenanza al Concejo para prohibir la fabricación y comercialización de pirotecnia pero no su uso, los concejales Susana Abo Hamed y Daniel Escalante, representantes del oficialismo y la oposición respectivamente, se refirieron al tema.

Abo Hamed se mostró de acuerdo con “la regulación” y sostuvo: “Tenemos que empezar a tocar el tema y ser muy responsables”. En ese sentido, dijo que “hay que ser considerado y respetuoso en esto, tanto con las mascotas como con las criaturas pequeñas, personas con problemática de autismo, con algún tipo de discapacidad, personas enfermas, o gente mayor, anciana, enfermos crónicos o terminales ” y remarcó la posibilidad de introducirle cambios al proyecto del Ejecutivo.

Sin embargo, la concejala del Frente Para la Victoria informó que el bloque al que pertenece no tiene una opinión en conjunto: “Hay opiniones diversas y cada uno tiene sus pensamientos dentro del bloque, por más que somos oficialistas no somos de molde”, comentó Abo Hamed, quien más allá de esto, confirmó que está “en contra de la pirotecnia”.

Del lado de enfrente, Daniel Escalante valoró “que se discuta, era un tema que se tenía que tratar” pero le pegó duro al proyecto municipal por varios costados: por un lado, criticó que “así como está presentado, cualquiera puede venir con fuegos artificiales comprados en otro lugar donde esté permitida la comercialización y usar la pirotecnia aquí”. Y completó: “Si realmente se quiere combatir los trastornos que genera la pirotecnia en los chicos que padecen patologías como el autismo o en las mascotas, más que la venta tenemos que penalizar el uso”, completó el opositor.

Al mismo tiempo, impugnó que el proyecto de ordenanza deje a criterio del Tribunal de Faltas la sanción por la comercialización. En ese sentido, lanzó: “Se puede interpretar que a los amigos no le cobramos o le ponemos multas bajas y a los enemigos no. Tiene que estar estipulado por ordenanza y estar dentro del Código de Faltas”.

“Uno esperaba otra cosa. Así como está presentada es para la tribuna. Es una presentación de campaña, es sacar algo porque vienen las elecciones en vez de solucionar el problema”, disparó Escalante, quien cerró supeditando una ordenanza con consenso general a que los concejales oficialistas no incurran “en la tesitura de defender lo que presentó el Municipio”.