15 de abril de 2016

Tras quince días lluviosos, lo peor podría estar por venir La mañana de viernes arrancó pasada por agua y para el fin de semana se esperan abundantes precipitaciones en una amplia región que incluye a Roldán.

Las primeras horas de la mañana de viernes, que arrancaron con agua y hasta actividad eléctrica, lo dejaron clarito: que nadie piense que la lluvia va a dar tregua, aun cuando desde hace unos quince días que castiga a una amplia región que incluye a Roldán.

En esa línea, el Servicio Meteorológico Nacional publicó para la jornada de hoy un informe que advierte la posibilidad de tormentas fuertes, ráfagas de viento y hasta la chance de que caiga granizo. Como si ello fuera poco, dichas condiciones estarían enmarcadas por temperaturas de hasta 30 grados.

En tanto, el panorama no asoma esperanzador para el fin de semana: para mañana sábado están pronosticadas abundantes precipitaciones, mientras que el domingo presentaría cielo encapotado y la persistencia de lluvias.