11 de mayo de 2018

Balance tras el diluvio: casos puntuales de autoevacuados y “muchas bolsas de arena” Ya en un marco soleado y con el agua bajando, este viernes por la mañana seguían funcionando las bombas de desagote. Los barrios que peor la pasaron.

Paseo del Caminante

La mañana del viernes llegó con sol y un marcado descenso en los niveles de acumulación de agua producto del diluvio ocurrido durante la jornada anterior, con precipitaciones que se ubicaron por encima de los cien milímetros.

Pasadas las 9 seguían funcionando las bombas de desagote del Municipio, ubicadas estratégicamente en cuatro puntos de la ciudad. El sistema de drenaje se dispuso preventivamente desde el miércoles, ante la inminencia de la lluvia.

Desde la administración local indicaron a El Roldanense que no hubo pedidos de evacuación, aunque sí se detectaron casos puntuales de familias autoevacuadas: personas que sufrieron entrada de agua en sus domicilios y decidieron retirarse de sus hogares por si acaso la situación pasaba a mayores.

Fuentes de la Municipalidad también señalaron que se procedió con el reparto de “muchas bolsas de arena” a vecinos que veían sus casas amenazadas. Y apuntaron que los barrios más complicados fueron La Posta y Villa Flores.