Perspectivas

El peligro del miedo y de un gobierno inepto

“El ámbito estatal responsable del diseño, ejecución y monitoreo de las políticas públicas de seguridad quedó vaciado de funcionarios y técnicos e intervenido por la Justicia”, advierten desde Libres del Sur.

Por: Movimientos Libres del Sur  (*)

La sociedad santafesina recibió el viernes pasado un duro golpe que se suma a la lista de violencias que atraviesa de manera cotidiana. El ámbito estatal responsable del diseño, ejecución y monitoreo de las políticas públicas de seguridad quedó vaciado de funcionarios y técnicos e intervenido por la Justicia por posibles causas de espionaje ilegal.

Es tremendamente dañina la desprolijidad e ineptitud del gobierno provincial en cualquier circunstancia, pero más aún cuando las balaceras impactan en viviendas, edificios judiciales, educativos, comerciales, donde perdemos a jóvenes como víctimas o victimarios todos los días, donde los aportes nacionales para la persecución de los delitos federales son mínimos, donde los vinculados a graves delitos no llegan al banquillo protegidos por capas y capas de rosca y poder. De comprobarse que una tarea del ministerio era espiar a personalidades políticas, empresarias, de la gestión pública u otrxs, estaremos frente a un hecho gravísimo, una violación a los derechos constitucionales perpetrada por el propio Estado.

Omar Perotti llevó a Santa Fe a este lugar en sólo dos años. Anticipamos las dificultades y retrocesos que implicarían su gobierno pero era muy difícil suponer la magnitud de la decadencia. Empezó mal, vendiendo y engañando que con su eslogan punitivista de Paz y Orden resolvería el problema tan complejo de la inseguridad. Siguió peor, recortando recursos y políticas imprescindibles que generaban inclusión social y con esto prevención de las violencias.

Hoy ningún área de gobierno destaca por los avances realizados, esa es la única verdad.

Ojalá el gobierno construya un diálogo político genuino, es vital. Ojalá se anime a exigir al Estado nacional los recursos adecuados para enfrentar las causas que llevan a la muerte de pibes y pibas.

Ojalá las políticas de seguridad sean diseñadas e implementadas por equipos profesionales formados en clave democrática y no por mano de obra desocupada.

Ojalá registre que la gente vive con miedo, angustia y bronca por la injusticia, y que eso es muy muy peligroso.
Peligroso, fundamentalmente para quienes siempre están en situación de desventaja. Faltan dos años de gobierno, ojalá se den cuenta.

Estamos atentxs.

(*)Movimiento Libres del Sur
Gaby Sosa
Carina Benegas
Sofía Botto
Andrea Astiasuain
Martin Brudny
Majo Zochi
Alejandra Amarillo
Beatriz Borda
Majo Monzón
Ezequiel Pons
Mariana Meza
Nancy Báez Maero