La Ciudad

Se saturó la guardia del Samco y hubo complicaciones para derivar pacientes

La madrugada del miércoles mostró una postal de colapso y recursos que no alcanzaron para sostener la demanda.

“La guardia del Samnco se saturó”, aseveró la secretaria de Salud local Elizabeth Trevissón para describir la situación que atraviesa el efector público ante una seguidilla de días fríos que acrecentaron las enfermedades bronquio respiratorias propias del invierno.

Si bien este año el efector local se reforzó con dos médicos de guardia (y tres los fines de semana debido a que en esos días aumenta la población en la ciudad), tampoco fue suficiente para hacer frente a una demanda que vino en aumento desde principios de año y que terminó de manifestarse estos últimos días.

De hecho, la referencia a la saturación de la guardia responde específicamente a la madrugada del miércoles. “Acudió muchísima gente y están trabadas las derivaciones, tanto para niños como para adultos. No hay lugar donde derivarlos ya que no hay efectores públicos de mayor complejidad con camas disponibles”, explicó Trevissón.

La funcionaria amplió que en medio del gran aglutinamiento de gente, los médicos deben trabajar extra para conseguir lugar en otros hospitales donde trasladar pacientes que por su cuadro así lo necesitan. “Una neumonía requiere de atenciones especiales que no se pueden brindar acá”, indicó.

Entre las patologías más comunes que presentan los pacientes se cuentan los broncoespasmos y las neumonías. “Durante todo el día viene mucha gente pero en la noche se incrementa y por eso se satura. Año tras año se va complejizando la situación y nunca aparecen las soluciones”, indicó la secretaria de Salud y apuntó que desde Provincia “no llegan los cupos por reemplazos médicos, y eso se está sosteniendo con recursos del Municipio”.