27 de febrero de 2018

La incidencia del precio del combustible en el bolsillo de los roldanenses Una familia o individuo que haga el trayecto Roldán - Rosario los 25 días hábiles promedio del mes, debe destinar en ese solo concepto alrededor de $4000 mensuales.

Por Román Guajardo
Contador. Presidente de la Unión de Empresarios del Parque Industrial (Unempir)

Hagamos un poco de historia, desde el 01/01/2018 el mercado de los combustibles e hidrocarburos en nuestro país se encuentra desregulado. Esto significa, que las compañías petroleras, pueden fijar los precios libremente, teniendo en cuenta sus costos y sus políticas comerciales, dejando de lado la política anterior de ajustes trimestrales.

¿Cuál es el argumento oficial del gobierno nacional? La idea de que la libre competencia entre las marcas haga que los precios de los combustibles baje y la calidad mejore, por la posibilidad de importar crudo o combustibles refinados de mayor calidad.

Pero al comparar con la realidad, en estos meses de implementación, vemos aumentos de precios. Sólo por nombrar un caso, la petrolera estatal YPF, registra aumentos del 8% en este 2018. Si hacemos una comparativa, Febrero 2018 a igual mes del año pasado, vemos incrementos del 43%. Se ve un ritmo mayor a la inflación promedio. El miedo de la cartelización de los grandes jugadores está a las claras.

No es la primera vez que esto ocurre. Hace 16 años, en el año 1991, en el gobierno de Carlos S. Menem, se desreguló el mercado, y los resultados fueron similares a los del párrafo anterior. Es decir con aumentos en los precios.

Bajando a números a la economía local. Si tomamos los tres autos más vendidos en el 2017 en el país, es decir, Onix, Sandero y Gol y en función de sus consumos y los precios de los combustibles. Una familia o individuo que haga el trayecto Roldán – Rosario, en los 25 días hábiles promedio del mes, en la versión nafta de esos vehículos, tenemos que del ingreso mensual se deben destinar en ese solo concepto alrededor de $4000 mensuales.

Dicho esto, es importante más allá de pensar en ahorrar en los combustibles, la generación de empleo en nuestra ciudad genuino y de calidad, con el fomento de la actividad industrial no contaminante como estandarte.

Para cerrar esta columna, y a modo de opinión personal, no veo que los precios bajen. Sencillo. Quien tiene el mango, es el gobierno nacional, a través de Aranguren e YPF, que representa el 60% del mercado. Con lo cual es la líder, y quien va a manejar el mercado y el ritmo de aumentos. Si a esto le agregamos que el 55 % del precio de un litro es Impuesto y lo ponemos en la órbita del déficit fiscal alto que tenemos. Entiendo que el gobierno no va a querer dejar de recaudar por este concepto, que además es muy importante para las arcas públicas.