14 de junio de 2018

Leves condenas para policías por el asesinato de un joven sobre la Ruta A012 El episodio ocurrió en 2014 tras una extensa persecusión que terminó en jurisdicción local. Sobre 15 efectivos procesados, sólo cuatro recibieron penas menores.

Un tribunal oral condenó a cuatro años de prisión a sólo uno de los siete policías acusados por el asesinato de Iván Leonel Mafud, un hombre de 26 años que en septiembre de 2014 fue acribillado tras una persecución que se extendió desde Rosario hasta culminar sobre la Ruta A012 en jurisdicción local.

Tal como informó La Capital, se trata del efectivo del Comando Radioeléctrico Matías Ricardo Maidana, a quien se le atribuyó el disparo mortal “con exceso en las causas de justificación”. Se estima que el uniformado podría quedar en libertad dentro de tres o cuatro meses.

Otros tres agentes fueron sentenciados a un año y medio de prisión condicional por del delito de falsedad ideológica de instrumento público, por haber mentido al confeccionar el acta sobre el suceso. En tanto que once policías resultaron absueltos de una serie de delitos que van desde el homicidio hasta el robo de dinero y de una sillita de bebé del auto de la víctima, pasando por incumplimiento de deberes, encubrimiento y abuso de autoridad.

Por el hecho ocurrido la madrugada del 8 de septiembre de 2014, el fiscal Miguel Moreno había pedido prisión perpetua para siete uniformados que dispararon en la escena del crimen, y penas de entre ocho y diez años para otros ocho efectivos por falsear y encubrir lo ocurrido.

Sin embargo, el tribunal conformado por los jueces Eleonora Verón, Mariano Alliau y Juan Carlos Curto consideró que no había pruebas suficientes que respaldaran la teoría fiscal sobre una ejecución que habría tenido como móvil ocultar un hecho de gatillo fácil, al tiempo que esgrimieron elementos contrarios a esa hipótesis.

Sin embargo, habrá que esperar hasta el 27 de junio para que a través de los fundamentos del fallo se pueda conocer su apreciación acerca de por qué el Fiat Marea que conducía la víctima presentaba entre 20 y 30 balazos según esgrimieron desde la Fiscalía y la querella que representaba a los familiares de la víctima.

Iván Mafud tenía 26 años, una pareja y cuatro hijos. La madrugada del 8 de septiembre de 2014 circulaba en un Fiat Marea bordó cuando a las 3.10 se cruzó con un móvil policial en Ovidio Lagos y Coronel Arnold de Rosario. Según la versión policial, el auto de Mafud dobló a alta velocidad frente al patrullero del Comando Radioeléctrico y no llevaba la patente trasera.

Tras una persecución de 25 minutos y 55 kilómetros, llegó el fatal desenlace. Por mucho tiempo el caso se investigó como un enfrentamiento, hasta que tiempo atrás el fiscal reveló pruebas que lo llevaron a considerar que sólo dispararon los uniformados y pidió condenas por gatillo fácil.