La Ciudad

“Pagamos sueldos o prestamos servicios o hacemos obras: todo va a ser imposible”

El intendente José María Pedretti volvió a referirse a la posibilidad de que se retenga un 10 por ciento de la coparticipación por el juicio del Cedulón.

“Si la provincia nos empieza a retener un 10 por ciento de la coparticipación cada mes, o pagamos sueldos o prestamos servicios o ejecutamos obras, pero todo junto va a ser imposible, aseveró el intendente José María Pedretti tras anunciar el pasado viernes que el juicio del Cedulón puede dejar Municipio al borde de la quiebra.

El mandatario prosiguió: “Ya hemos hecho ahorros importantes en diversas áreas de la Municipalidad previendo esta situación que, reitero, es heredada y ha sido peleada por los abogados de la Municipalidad en todas las instancias con verdadero profesionalismo, pero nos encontramos ante este verdadero problema, que vamos a seguir afrontando con valentía como venimos haciendo desde el primer día que asumimos”.

Pedretti recordó que el juicio del Cedulón, iniciado en 1994 por una empresa contratada por la administración local en la gestión de Roberto Di Santo para tareas de catastro, hoy cuenta con sentencia firme de la Corte y que, de ejecutarse la sentencia en caso de no prosperar las últimas instancias de apelación “obligaría a dejar la llave de la Municipalidad a los miembros de la Corte o del gobierno provincial, por que llevaría a una virtual cesación de pagos”.

“Hace dos años tuvimos una orden de embargo por 6 millones de pesos en concepto de honorarios que se acordó, pagando la mitad entre efectivo y terrenos. Quedaba el juicio principal y los honorarios de peritos e hicimos una propuesta de pago en cuotas y terrenos, con una quita, pero fue desestimada por la demandante”, explicó el intendente.

“En marzo de 2018 entró un nuevo pedido en la Provincia para descontar y embargar la coparticipación municipal, lo cual fue rechazado por Hacienda aduciendo la Ley Nº 12.036 de inembargabilidad de fondos públicos. Pero el abogado volvió a insistir en septiembre y lo reclamado serían cerca de 16 millones de pesos”, abundó Pedretti.

“Esto no fue una acción judicial que generó este gobierno sino que viene del año 1994, de la gestión de Roberto Di Santo, la más corrupta y desprolija de la historia, en medio de un panorama complejo del país donde se firmó una paritaria con 15 por ciento con cláusula gatillo, con una quita de Fondo Sojero y también con una rebaja en la coparticipación”, cerró el jefe municipal.