9 de agosto de 2018

Primero secuestros virtuales, ahora cuento del tío: dos casos en 24 horas Se registraron este miércoles casi al mismo tiempo en dos domicilios del casco urbano y bajo la misma modalidad: engaño telefónico.

A tres meses de que la ciudad fuera foco de una ola de secuestros virtuales –de los cuales ninguno fue concretado-, ahora una nueva modalidad de estafa telefónico se hizo presente: el cuento del tío.

Dos casos fueron denunciados este miércoles casi al mismo tiempo en la Comisaría Sexta. El primero ocurrió cerca de las 12: “A través de un llamado al 911 se comisiona un móvil a calle Sgto. Cabral al 200 donde una mujer había recibido un llamado de los denominados cuento del tío”, dijo el comisario Alberto Fleitas a El Roldanense.

Cuando llegaron los efectivos al lugar se entrevistaron con la damnificada, una señora de 75 años que se domiciliaba allí. La mujer relató que había recibido comunicación de un hombre que se hacía pasar por su nieto.

La voz del otro lado del teléfono le preguntaba si tenía dinero en su casa, le decía que los billetes de 100 pesos se vencían y por lo tanto tenía que cambiarlos en el banco y se ofrecía a enviarle gente a buscarlos para hacerle el favor de ir a cambiarlos.

“La señora se da cuenta de la falsa identidad de este llamado, corta, llama a la Policía y también a su hijo para preguntarle por su nieto. Su hijo le dice que estaba todo bien, que el nieto estaba bien, y se dirige a la Comisaría donde se le tomó declaración y se iniciaron las actuaciones”, sumó Fleitas.

Luego de unos minutos de ocurrido ese primer hecho, la seccional recepcionó otra comunicación denunciando una situación de similares características. “Llama otra señora domiciliada en Laprida al 200, manifestando que había recibido un llamado igual al anterior. El móvil se dirige a su casa y al entrevistarla nota que el cuento era el mismo”, explicó el comisario.

En ninguno de los dos casos se logró cometer el ilícito, fundamentalmente porque las víctimas actuaron correctamente cortando el llamado, contactándose con sus familiares y haciendo saber a las autoridades lo sucedido. De ambos hechos se dio cuenta a la Fiscalía y se iniciaron investigaciones al respecto.