Emprendedores

Valvasoni mudó sus oficinas y abrió un moderno espacio de atención Roldán

Continúan con su tradición familiar en el mercado asegurador y ahora se encuentran por calle San Juan al 800. A la vez, extendieron los servicios que prestan y agrandaron su oferta.

Luego de 14 años durante los que atendió en su anterior locación, la casa de seguros Valvasoni decidió mudar sus instalaciones y se trasladó a un nuevo espacio de oficinas. Está ubicado por 668, donde funcionó por más de 50 años un negocio familiar que se vio transformado por las obras que se realizaron recientemente, acciones que modernizaron el área. En diálogo con El Roldanense, los hermanos Juan Ignacio, Lautaro y Josefina brindaron mayores precisiones y adelantaron la idea de extender los servicios que prestan.

“Habíamos cumplido una etapa en el local anterior. Nos surgió la posibilidad de trasladarnos a este lugar y se nos ocurrió la idea de remodelarlo, hacer algo nuevo”, contó Lautaro en primer lugar. “Se dieron muchas circunstancias y ahora logramos concretarlo. Estas oficinas son modernas, amplias, mucho más grandes de las que teníamos allá. Tenemos la idea de agregar distintos tipos a los seguros que hacemos”, señaló, y precisó que si bien son organizadores de San Cristóbal, la iniciativa es abrir el abanico a otras compañías.

Su fuerte está en los seguros automotor, junto a combinados familiares, comercios, responsabilidades civiles, ART, gestoría y seguros para motos, bicicletas y monopatines. “Nos estamos especializando en seguro de vida y comenzaremos a venderlo a partir del mes que viene. Queremos sumar cada vez más cosas para que cuando alguien diga que necesita un seguro, le respondan ‘anda a Valvasoni que lo tienen’”, destacó Lautaro, al tiempo que señaló que pronto sumarán los seguros de vida, de retiro, de caución y el ahorro para jubilación.

También se incorporaron los créditos prendarios y personales para autos y camiones, así como sumaron el servicio de gestoría y trabajan de forma conjunta, cuando antes era sectorizado. En paralelo, los hermanos, quienes acompañan desde hace años a su padre, intentan estar siempre a la vanguardia para brindar la mejor atención. “Intentamos profesionalizar el servicio. El mercado te exige mucho, las compañías se actualizan constantemente en sus plataformas digitales y, si no te adaptas, quedas en el camino”, señaló Juan.

Actualmente, ellos tres absorben el legado de su papá Gustavo y dan continuidad a una tradición familiar en el mercado asegurador. “Al principio se trató de una sociedad que mi padre tenía con Rómulo Monti en la década del ‘90. Él tiene casi 40 años trabajando en este rubro y nos delegó un poco del trabajo a nosotros, si bien no se desligó del todo”, expresaron, y afirmaron la necesidad de mantener la esencia del contacto humano: “Es algo que no se tiene que perder. La persona necesita saber que tiene alguien a quien recurrir cuando ocurre algún siniestro”.

Asimismo, llamaron a trabajar más en la conciencia aseguradora. “La gente contrata los que son obligatorios. Muchos lo toman como un gasto, pero es una inversión. Es fundamental, estás protegiendo tanto a las bienes como a las personas”, argumentó Juan. “No todo el mundo tiene el seguro de la casa. No es tan frecuente como el de los autos, por una cuestión de que el del vehículo sí es obligatorio. Es necesario asegurar el hogar, ya que es el capital más grande que uno tiene. No pasa nada hasta que un día pasa”, detalló.

Las oficinas atienden de lunes a viernes, de 9 a 14 horas. “De cualquier manera, nos mandas un WhatsApp o un MD por redes y te atendemos igual. Hacemos home office y seguimos ocupándonos durante el día”, dijo Lautaro, quien junto a sus hermanos está habituado a que los vecinos lo paren en la calle para hacer alguna averiguación. “Esperamos que vengan a conocer este nuevo espacio. Podrán hacer cualquier consulta y los atenderemos como siempre, aunque en un espacio más renovado”, aseguró Josefina.