18 de julio de 2016

El sindicato de remiseros recaló en Roldán y va por la regularización del empleo Aseguran haber pedido una reunión con el intendente y los concejales de todos los bloques, pero dicen que no fueron atendidos. “En la ciudad hay una gran informalidad laboral”, advierten.

Foto: Cristian Moriñigo

El secretario general de la seccional Santa Fe del SURyA (Sindicato Único de Remises y Afines), Alejandro Haedo, estuvo el pasado viernes en Roldán. Su visita fue la primera de muchas que augura tener la entidad que acaba de poner una pata en la ciudad con un objetivo bien puntual: lograr la regularización del empleo de los choferes no titulares de vehículos.

En diálogo con El Roldanense, Haedo apuntó que hoy carecen de datos específicos como cuántos conductores hay en esta situación, cuántas son las agencias habilitadas, o cómo es la relación contractual entre trabajadores y empleadores. Y aseguró que pese a haber pedido una reunión en mayo tanto con el Ejecutivo como con representantes del poder legislativo local, el encuentro no se pudo llevar a cabo.

Sin embargo, desde el gremio aseguran que su trabajo en la ciudad recién comienza y aspiran a hacerse fuertes como institución. Para ello, en algunos días más nombrarán un delegado roldanense que será el encargado de seguir de cerca el tema y accionar para que sus reclamos sean escuchados.

“En mayo pedimos una entrevista con el intendente y con la presidenta del Concejo que hicimos extensible a otros bloques para hacerle ver que para nosotros está mal lo que ocurre en Roldán, donde el servicio público de remises es el único habilitado y debe convivir con los irregulares”, contó Haedo a este medio.

“Como esta reunión nunca se concretó no tenemos datos certeros. Creemos que hoy como agencia hay una sola habilitada y las demás están mal constituidas. El hecho de que alguien sea poseedor de una chapa no lo autoriza o no le da el poder de funcionar como agencia, sino que es algo independiente. Hoy tenemos que revisar la relación contractual privada entre las partes, es decir, de los remiseros con las agencias”, agregó.

El representante gremial también se refirió a la normativa vigente: “Es una Ordenanza defasada que carece de aspectos legales mínimos. Roldán otorgó habilitaciones y que después cada uno funcione como quiera y como pueda. Y no es así la cosa, hoy el remis dejó de ser una changa y se conformó en salida laboral seria y sustentable, y vemos que las normas en Roldán no acompañan esto”, opinó.

“Nosotros proponemos que aquellos que ejercen el transporte ilegal se sumen a lo legal. Que se regularice el empleo en el sector, que estén todos los choferes debidamente inscriptos. Los empleadores están viviendo en un viva la pepa. Hay una gran informalidad laboral y el municipio no está ejerciendo su fuerza de control”, sumó.

Una ordenanza para regular la actividad

Vale recordar que a mediados de mayo el Ejecutivo presentó un proyecto de ordenanza para poner en marcha un sistema de remises con tarifa unificada y reloj taxímetro, entre otros puntos.

La iniciativa llegó tras una serie de reclamos por parte de agencias y choferes que pretenden un nuevo marco legal que ordene su trabajo, al tiempo que proteja la actividad frente a la proliferación de coches truchos.

“Hoy hay una norma antigua, que no contempla el servicio que brindan, no genera seguridad, no hay control de tarifa, parecen remises del año 60, sin taxímetro, sin ticketera ni sistema de rastreo satelital”, finalizó Haedo.