12 de noviembre de 2015

“Es un desafío ver cómo los loteos se transforman en parte de la ciudad” Expertos en urbanismo delinearon los principales ítems del trabajo que ya están desarrollando para dotar a Roldán de un nuevo Plan Estratégico Urbano Territorial y un Master Plan Hídrico.

El intendente José María Pedretti junto al secretario de Planeamiento Eduardo Di Benedetto, el ingeniero Alfredo Manavella y el arquitecto Ricardo Kinsland presentaron esta mañana los principales lineamientos sobre los que ya están trabajando los dos equipos compuestos por ocho especialistas en urbanismo para dotar a Roldán de un nuevo Plan Estratégico Urbano Territorial y un Master Plan Hídrico, los cuales significarán un aporte fundamental al ordenamiento actual y futuro de la ciudad.

Ambos materiales implicarán un antes y un después para una ciudad que creció en lo poblacional muy sobre la media provincial e incluso departamental, y que necesita indefectiblemente establecer un ordenamiento territorial que compatibilice las necesidades de los nuevos habitantes con las posibilidades del Estado de brindar servicios, e incluso establezca las perspectivas sobre las que debe basarse la futura expansión.

“El Plan Estratégico desarrolla una visión articuladora, es un instrumento técnico pero se transforma también en un instrumento de gobierno que permite a los municipios pasar de una mera administración a pensar en una mejora en la calidad de vida de los ciudadanos”, comentó Ricardo Kinsland, quien es el coordinador del equipo que está llevando adelante el nuevo Plan Estratégico.

“El estudio comprende la identificación de un problema y luego se piensan transformaciones posibles y concretas. En Roldán, el crecimiento y la dinámica social que genera, es un problema: la ciudad creció un 30%, muy superior al 6% de la media de la provincia e incluso por arriba del 12% del departamento San Lorenzo. Eso también nos muestra una oportunidad para pensar el futuro”, sumó.

Entre los temas que se están debatiendo, Kinsland enumeró: la pérdida de centralidad urbana, el impacto de las grandes infraestructuras, la transformación de la Ruta 9 en una Avenida Metropolitana. el impacto regional de la Autopista, la necesidad urgente del bypass para derivar el tránsito de carga, vivienda y suelo, servicios cada vez más cerca de los habitantes. “El desafío es ver cómo los loteos se transforman en parte de la ciudad”, resaltó.

Plan Hídrico

Por su parte, el ingeniero Alfredo Manavella, quien coordina el grupo de trabajo de Máster Plan Hídrico aseguró que se está en un momento ideal para encarar un estudio al respecto, ya que existe un marco provincial que los ampara, “con la Ley 11.730 que habla de inundabilidad y la 13.246 que habla de regulación de caudales en la cuenca del Ludueña”, argumentó.

“Hoy en Roldán hay dos problemas principales: por un lado el agua que baja de Pujato a gran velocidad y cuesta trasladarla hasta el canal Salvat, y por oto lado el agua de lluvia que cae sobre la ciudad y que también hay que transportar para sacar. Para esto, va a existir el Plan de Manejo Hídrico, que planificará y ordenará. Por ejemplo, va a haber lugares donde no se va a poder construir en absoluto, otros en los que sí se podrá pero con un factor de baja ocupación del suelo y a determinada altura”, agregó el especialista que está trabajando junto a otros ocho profesionales.

“Vamos a ser la primera ciudad de la cuenca del Ludueña en tener un Master Plan Hídrico”, resaltó por su parte Di Benedetto.