1 de noviembre de 2016

Incidentes en el obrador: el Municipio presentó una denuncia por amedrentamiento Lo hizo esta mañana luego de los episodios de violencia que, según consideró el intendente Pedretti, fueron desencadenados por el gremio de recolectores.

La Municipalidad de Roldán radicó esta mañana una nueva denuncia en sede policial por “amedrentamiento” luego de los episodios de violencia que tuvieron lugar a primera hora de esta mañana en el obrador de barrio América entre la Policía e integrantes del sindicato de Camioneros.

“Quiero dejar claro que las agresiones partieron de los empleados del gremio, que empezaron a tirar piedras y pegarle patadas al camión de la recolección cuando intentaba salir a hacer el recorrido”, manifestó el intendente José Pedretti en diálogo con El Roldanense y agregó que pese al momento de tensión el vehículo pudo salir y realizó su labor con un móvil policial adelante.

La denuncia radicada no es la primera. El pasado jueves la intendencia había asentado una acusación en dependencia municipal a raíz de amenazas recibidas telefónicamente, las cuales decían que este lunes nadie iba a poder ingresar a los edificios municipales a trabajar. De esta forma, ayer a partir de las 5 hubo presencia policial y no tuvieron lugar ningún tipo de desmanes.

Sin embargo hoy la situación fue diferente. La presencia policial estaba garantizada y al momento de llegar el móvil divisó un auto estacionado frente al obrador, con tres masculinos adentro. “El personal policial le pidió a los hombres que se identifiquen, lo hicieron, y les dijeron que no iban a dejar salir a los camiones. Así que la policía hizo un cordón para que los vehículos puedan salir, y en ese momento el grupo de manifestantes empezó a agredir”, relató el intendente.

El hecho se desencadenó a raíz de que la administración local decidiera municipalizar el servicio de recolección en el casco urbano que hasta hoy brindaba la empresa Resicom. “Recolectores pretende que nosotros tomemos a los empleados dentro de ese gremio, pero no podemos hacerlo”, aseguró Pedretti y enumeró los motivos: “Los convenios colectivos, las leyes, escalafones, derechos y otras cuestiones son diferentes entre un gremio empresarial y uno que responde a empleados municipales. Nosotros hoy tenemos a todos nuestros empleados en Sitram y en ese carril nos vamos a mantener”.

La cuestión económica también talla desde el vamos. Es que justamente los costos que el Municipio pagaba por el servicio a la empresa privada fueron los que hicieron que se plantee la estatización de la recolección, tal como hace dos años venía sucediendo en el área de loteos. Además, tener que enrolar a los empleados en el gremio de recolectores significaría un sueldo que es “más del doble” del actual, algo que “desfasa el presupuesto”, tal como expresó el intendente a este medio.

Así las cosas, tanto el ministro de Seguridad Maximiliano provincial Pullaro como el de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, fueron puestos en conocimiento de lo sucedido.