18 de abril de 2016

Instalarán una planta china para tratar efluentes de pozos sépticos y reutilizarlos El Municipio firmó un convenio con la empresa que las fabrica. La idea es que funcione como modelo para otras localidades y, una vez probados los resultados, analizar la compra del equipo.

El intendente José María Pedretti firmó junto a los directivos de la empresa china especializada en tratamientos de aguas Jinmin Water un convenio para instalar en la ciudad una planta que convierte los líquidos extraídos de los pozos ciegos en no contaminantes y que, por lo tanto, pueden ser reutilizados en riego de calles, de parques, e incluso para uso en la agricultura.

Según dio a conocer el propio mandatario, el equipo se instalará antes de fin de año y será utilizado a préstamo por seis meses con opción a otros tres meses más. Una vez transcurrido ese tiempo, se evaluarán los resultados y se analizará la opción de compra del equipamiento que tiene un valor de 250.000 dólares. La firma del acuerdo es el paso final de un proceso que comenzó en enero de este año cuando Pedretti integró una delegación que viajó a una feria del sector en Abu Dhabi.

La estructura constituye una alternativa en pos de brindar una solución a la deposición de los desechos de efluentes, algo que se torna bastante complicado en ciudades que no cuentan con un río cerca. Por eso, la planta que se instalará en la ciudad frente al cementerio donde hoy se encuentran las piletas cloacales, funcionará como modelo para otras comunas de la zona e incluso de la provincia, que podrán llegar hasta Roldán para observar el funcionamiento y luego analizar resultados.

“Se trata de una tecnología de punta con la que se logra una reducción de casi el 90 por ciento de los lodos activados. Esto redunda en un beneficio operativo pero también brinda un beneficio claro a la ecología, al medio ambiente y a la salubridad de las personas”, dijeron los representantes de Jinmin Water en el país.

La planta tiene una capacidad mínima de procesamiento de 80 metros cúbicos y máxima de 200, por lo cual con la instalación de una sola es suficiente para los requerimientos de Roldán. “Llegado el momento se puede pensar en que camiones atmosféricos de otras localidades la utilicen y de esta forma la comuna pueda obtener un beneficio económico”, amplió Pedretti.