7 de marzo de 2016

Sigue sin definirse cómo quedará conformada la mesa directiva del Concejo La sesión preparatoria de este jueves no se pudo realizar porque el bloque oficialista se ausentó. ¿Cómo continúa esta historia?

Todavía habrá que esperar para que los miembros del Concejo designen autoridades y la integración de comisiones del cuerpo, para que el mismo pueda comenzar con su funcionamiento versión 2016. La sesión preparatoria pautada en ese sentido para el jueves pasado no se pudo realizar dado que el bloque oficialista se ausentó. Esta semana se retomarían las conversaciones, pero el terreno viene empantanado.

La clave de la cuestión sigue pasando por si finalmente habrá una decisión de consenso o si todos los caminos conducen a una definición por sorteo, lo cual está estipulado por reglamento en caso que ninguna propuesta sea avalada por mayoría tras tres votaciones, situación que se viene dando teniendo en cuenta la paridad que reina hoy en en el órgano legislativo, con tres bancas por bloque.

“Quiero dejar en claro que nosotros estamos dispuestos a avanzar, pero el oficialismo no se presentó y por lo tanto hubo que suspender la reunión”, sostuvo en diálogo con El Roldanense el edil del Frente Progresista (FPCyS) Daniel Escalante, marcando cierto hartazgo por la situación.

“Nuestra propuesta fue que retomemos el lunes (por hoy) porque queremos resolver este tema cuanto antes, con todos los mecanismos que hay. Las tres votaciones podrían haber sido en noviembre pero cada vez que hay dos posiciones encontradas y la presidenta de las preparatorias decide que se vota, ellos se levantan y dejan sin quorum la sesión”, completó el referente opositor.

Por su parte, el oficialista Diego Pilón explicó que la ausencia de los tres concejales que componen el bloque del FPV a la preparatoria de la semana pasada se debió a que a uno de ellos le surgió un compromiso impostergable.

“No se entiende la postura de la oposición, nosotros cedimos en todo, le dimos la presidencia del Concejo y de todas las comisiones, lo único que les pedimos es Asuntos Constitucionales, pero ellos no aceptaron y quieren tirar la moneda, pero para mí no tiene sentido”, agregó por otro lado el edil del pedrettismo, a la hora de hacer una lectura del escenario actual.

Escalante, en tanto, entiende que la situación de indefinición que está atravesando el cuerpo es responsabilidad de los legisladores del FPV. “Tirar la moneda es un procedimiento legal al cual se recurre en estos casos, pero ellos se resisten y se retiran del recinto sin dar quorum para votar. Esto tiene que terminar y debemos ponernos a trabajar en los verdaderos problemas que tiene la ciudad, como lo son las obras inconclusas o las inundaciones que ocurren en algunos barrios cada vez que llueve”, definió.

Cómo sigue esta historia

Según marca el reglamento, las propuestas de cada bloque deben ser sometidas a dos nuevas votaciones -ya se desarrolló una que terminó empatada- antes de dejar la decisión en manos del azar. Aunque lo cierto es que nadie se anima a anticipar cuánto tiempo más se dilatará la definición.

Sin embargo, con el correr de los días podría asomar una luz de acuerdo al final del túnel: “Si el oficialismo acepta que el presidente del Concejo tenga facultades plenas y no recortadas, eso podría acercar las posiciones. Además, Jorgelina no quería volver a ser presidenta, pero en virtud de cómo están las cosas aceptó serlo”, aseveró el edil Escalante.

Cabe recordar que, en el marco de la propuesta que el FPV le planteó desde un primer momento al Frente Progresista, se postula a Jorgelina Alfonso (FPCyS) para la titularidad del órgano legislativo. Pero dicha oferta no colmó las expectativas de los ediles opositores, sobre todo en lo que tiene que ver con la composición de las comisiones de trabajo legislativo.

También hacía ruido a la oposición un pedido para que, en una hipotética licencia del intendente Pedretti, la presidencia del Concejo también tomara vacaciones y así fuera el vicepresidente -sería Diego Pilón- quien se hiciera cargo del Ejecutivo en dicho escenario. En relación a una modificación en este punto se abriría la posibilidad un acercamiento, ya que desde el oficialismo siempre se dijo que no se trataba de una condición “sine qua non”.

Ahora bien, ¿qué pasará en caso que finalmente no haya consenso y se recurra al sorteo? Llegada dicha situación, cada bloque estará habilitado para presentar una nueva propuesta para designar autoridades. En ese hipotético panorama, el FPV llevaría a Susana Abo Hamed para la presidencia del cuerpo, mientras que en la vereda de enfrente irían con el nombre de Daniel Escalante. Entre esas alternativas, entonces, definiría la moneda.