9 de noviembre de 2017

Paseo de compras y caminatas: la ciudad tendrá su primera “calle recreativa” Durante tres horas de este domingo se cortará el tránsito vehicular en una arteria neurálgica, donde tendrá lugar una feria abierta a todo emprendedor que desee sumarse con su stand.

Roldán tendrá por primera vez una “calle recreativa” cuando este domingo se interrumpa durante tres horas el tránsito vehicular en un importante tramo de Río Paraná, donde se desarrollará una gran feria de emprendedores abierta a todos los puesteros que deseen sumarse.

Surgida a instancias de las vecinales de Acequias y Acequias del Aire con apoyo de la Municipalidad, la propuesta será desde las 10 hasta las 13. En ese horario, la extensión de calzada comprendida entre Fiambalá y Del Cauce estará cerrada para desplazamientos motorizados.

Desde la organización adelantaron que la feria contará con oferta de artesanías, comestibles, ropa, clases de yoga, baile, zumba, puestos de salud, alimentos y accesorios para mascotas. Además, invitaron a que emprendedores de toda la ciudad se acerquen con su “gazebo, sombrilla o lo que quiera para armar su stand”.

La intención es que la calle recreativa pueda funcionar al menos una vez cada treinta días, lo cual hasta marzo está pautado para cada segundo domingo de mes. Aunque al mismo tiempo está la ilusión de que “sea algo que se instale y se convierta en un clásica de la ciudad”.

Matías Ganna, presidente de la Vecinal de Las Acequias, recordó en diálogo con El Roldanense que la iniciativa surgió tras la reciente pavimentación de Río Paraná, arteria también conocida como Paseo del Caminante: el asfalto derivó en altas velocidades y conflictos “entre la gente que realiza actividad física y los autos”.

Ese nuevo escenario generó desafíos que derivaron en gestiones –tanto desde Las Acequias como desde Acequias del Aire– para que el Municipio instale medidas de seguridad como lomos de burro, luminarias y cartelería. Pero, al mismo tiempo, se planteó dar lugar a movidas de carácter simbólico para abordar la problemática.

“La idea de cerrar la calle es para que la gente haga actividad y de paso pueda pasear. También creemos que es fundamental descentralizar las actividades culturales y eventos que se realizan en la ciudad”, apuntó Ganna.

En la misma línea, el dirigente barrial llamó a “romper ese estereotipo del casco urbano / loteos como algo distinto”. Y finalizó: “La integración de toda la ciudad es fundamental, este tipo de eventos apunta a ir de a poco derribando ciertas murallas virtuales instaladas en la comunidad roldanense”.